Los caballos de carreras no distinguen bien los obstáculos de las pistas de los hipódromos

Según un nuevo estudio, y la culpa es del color

Carrera de caballos
Getty ImagesBob Thomas

Los caballos de carreras no pueden distinguir bien los obstáculos colocados en las pistas de los hipódromos. Esa es la conclusión a la que ha llegado un estudio realizado por un equipo de la Universidad de Exeter. Y la causa es el color.

Dichas vallas suelen estar pintadas de naranja, pero los equinos no distinguen ese color. Lo ven parecido al verde, y eso hace que se confunda fácilmente con el de la hierba del hipódromo. Tal y como explican los investigadores, los caballos solo tiene dos tipos de conos en sus ojos, frente a los tres que tenemos los humanos. Por eso, solo distinguen bien los colores amarillos y azules, pero confunden los rojos y los verdes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Facebook

Además, explican que los detalles que una persona puede distinguir a una distancia de nueve metros, un caballo no los distingue bien a tan solo seis. Por eso, necesita estar un 50% más cerca para poder hacerlo.

Los investigadores probaron a pintar las vallas de los obstáculos de amarillo, y comprobaron que los caballos saltaban de manera diferente, con más decisión y seguridad aún de la que suelen mostrar los animales bien entrenados. Por eso, creen que pequeños cambios como este pueden ayudar a mejorar a seguridad en los hipódromos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades