¿Qué le dice el cerdo al granjero? ¿Y la gallina?

Un novedoso sistema tecnológico ayuda a traducir las necesidades de los animales de granja

Four little pigs.
t-lorienGetty Images

Un cerdo que chilla puede estar sintiendo miedo, pero también alertando de un peligro a los otros individuos. Si gruñe simplemente estará transmitiendo información sobre su estado de salud y satisfacción. La gama de sonidos de estos animales es muy amplia y sirve para informar con una amplia variedad de matices sobre su estado emocional y fisiológico. En definitiva, emitirá diferentes vocalizaciones en función de sus condiciones de vida.

El equipo, formado por Michael P. Mcloughlin y Rebecca Stewart, de la Universidad Queen Mary de Londres, y Alan G. McElligott, de la Universidad de Roehampton, ha observado que el bienestar animal podrían ser mucho mejor si se usara el monitoreo acústico en las granjas. Al granjero le llegaría una información muy valiosa sobre la salud o estado emocional de sus vacas, gallinas o cerdos, según describen en un artículo publicado en Journal of Royal Society Interface.

Los investigadores analizaron e inmediatamente clasificaron las vocalizaciones de estas tres especies tan comunes en las granjas (gallina, vaca y cerdo) Según ellos, los métodos que se usan habitualmente para la ecología o la conservación de especies silvestres (por ejemplo, hidrófonos para localizar ballenas) también tendrían aplicación en las granjas. "Los pollos y los cerdos, en particular, son animales muy ruidosos, y sus gritos indican si están estresados, si sienten dolores o sufren enfermedades, indica Mcloughlin.

Modern Swiss farmer with digital tablet
funky-dataGetty Images

Además, el uso de estas tecnologías de monitoreo acústico podría mejorar la producción ganadera. La instalación de micrófonos en las granjas registraría e identificaría, a través de un algoritmo específico, los signos de malestar o socorro, particularmente en función de la duración o el volumen de las vocalizaciones. Esta información le llegaría luego a los granjeros para poner una solución inmediata a los problemas.

La tecnología ayudaría a un cuidado de los animales de gran precisión, permitiendo modificar automáticamente la temperatura, iluminación o ventilación del espacio como respuesta a sus vocalizaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias