Un koala analizado a fondo

Aquel fue su comienzo. Hoy, se precipita su final. Según el último recuento de la AKF (Fundación Koala Australiana), de una población inicial de 10 millones de ejemplares, ahora quedan 10.000. Y el sangrado no cesa. La pérdida de hábitat, enfermedades como la clamidia, los atropellos y los ataques de perros elevan la cifra de muertes hasta los 4.000 al año. Ann Sharp, Directora General de la Fundación, asegura que los peluches más reales de la naturaleza “desaparecerán en tres generaciones. Cada generación dura 15 años, así, en 2053 los únicos koalas vivos serán los del Zoo”, y, probablemente, los habitantes del Hospital Moggill para koalas ubicado en Brisbane (Australia). Los cuidadores alimentan a los huérfanos con biberones cada dos horas (noches incluidas), hasta los 14 meses, y les arropan con mantas que sustituyen a la bolsa marsupial de la madre. Después intentan reintroducirlos en los mermados bosques de eucalipto. Las probabilidades de éxito son muy escasas. Estas fotos muestran el día a día de ese maternal esfuerzo por salvarles.

image
D.R.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
In vitro

Los científicos han conseguido 12 crías por fecundación in vitro, y se ha creado el primer banco mundial de esperma de koalas. Pero, de momento, no es una vía útil para su reproducción.

Medidas

El hospital cuenta con ambulancias que traslada heridos hasta sus instalaciones. Es importante conocer el peso y las medidas de cada ejemplar rescatado.

La gracia de Tby

El “modelo” de esta radiografía sufrió el ataque de un perro, una de sus principales amenazas.

Útimos auxilios

Cuando llegó al Hospital Moggill, el koala viejo de esta foto había perdido los dientes y ya no podía comer solo. El cuidador decidió inducirle un “sueño eterno”.

Le llaman 007

Tiene 6 semanas, edad que ya consideran fuera de riesgo en el hospital de Moggill. Aunque aún hay que alimentarlo con cuchara, a base de caldo de verduras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Naturaleza