Pasarela de aves

Vistas por un fotógrafo de moda

image

Enfrentarse a un cóndor andino armado con una cámara, mientras este despliega sus alas de más de tres metros, no es para cualquiera. Y menos, pedirle que se quede quieto en esa posición, que la luz no es la idónea o que hay que repetir la toma. Pero para Andrew Zuckerman es una forma de vida. Este fotógrafo, que comenzó trabajando para la revista Vogue, ha publicado su segundo libro sobre animales. En esta ocasión, las que desfilan ante su cámara son las reinas del aire.

El libro se llama Bird (Pájaro), y a lo largo de nueve meses, Zuckerman ha volado (literal y figuradamente) entre colecciones privadas y zoológicos, y desde San Diego a Qatar, para congelar en el tiempo y en el aire unas 75 especies distintas de aves (de las casi 10.000 que se conocen). Entre ellas hay búhos, aves del paraíso, pingüinos, águilas, flamencos y un tucán curioso que estuvo a punto de romperle el objetivo de la cámara con el pico.
Pese a su extraordinaria belleza, lo que más sorprendió a Zuckerman fue la relación de las aves con sus cuidadores: “Les susurran al oído, les acarician y se ríen con ellas. De hecho, recuerdo cómo uno de los cuidadores llamó a un charrán inca (Larosterna inca), no con un silbido ni con un gesto, sino con palabras claras, para atraerlo hacia donde estaba su desayuno (un pez) y así poder tomar la foto. Mi gran descubrimiento es que las aves son mucho más inteligentes de lo que esperaba. Son como niños, pero con alas”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
DESDE LOS ANDES

Con su inmaculado collar de plumas blancas, un cóndor de los Andes (Vultur gryphus) posó curioso para la cámara de Zuckerman.

CASI EL ÚLTIMO

Se cree que el guacamayo de Spix (Cyanopsitta spixii) está practicamente extinto en su hábitat natural (Brasil). Los últimos ejemplares viven en zoológicos y colecciones privadas.

POLLUELO PRECOZ

Una vez que la hembra de ibis escarlata (Eudocimus ruber) pone el huevo, la incubación dura solo entre 19 y 23 días

EL PICO DA NOMBRE AL AVE

El ejemplar más longevo del que se tenga registro de espátula rosada (Platalea ajaja) llegó a los 16 años de edad. Esta ave habita principalmente en el Caribe.

EL VUELO MENOS PENSADO

Pese al despliegue que se ve en la imagen, cuando la pintada vulturina (Acryllium vulturinum) tiene que huir, lo hace corriendo.

EL ÁGUILA EN EL ESTUDIO

Con dos metros de envergadura alar y un peso de 4 kg, esta imponente águila real parece posar en el estudio móvil, con fondo blanco, que sirvió para tomar estas fotos.

EL JUGUETÓN

El arasarí verde (Pteroglossus viridis) es un tucán que habita la selva amazónica. Si alguien quisiera tenerlo en casa (no imaginamos para qué), resulta ser un ave muy dócil siempre que tenga una jaula grande y mucha variedad de juguetes, pues es muy inquieto.

BANDADA MILLONARIA

Sus plumas rosa rápidamente lo identifican como flamenco (Phoenicopterus roseus). Pasa el verano en algunas regiones de España, como Doñana, y en invierno regresa a África, donde se llega a reunir hasta un millón de ejemplares en lagunas poco profundas.

MATUSALÉN CON ALAS

La amazona sudamericana (Amazona aestiva) es una de las aves más longevas. Se tiene registro de algunos especímenes que han llegado hasta los 90 años.

SU COLOR ES SU MALDICIÓN

De acuerdo con las estadísticas, apenas dos centenares de guacamayos de barba azul (Ara glaucogularis) viven en libertad en su hábitat, la selva boliviana, debido a la caza furtiva que se lucra con su plumaje.

LA EXTRAÑA CACATÚA

Es una cacatúa de las palmas, originaria de Australia. Junto a ella, su cuidadora.

BELLEZA EN PELIGRO

Debido a la destrucción de las selvas de Nueva Guinea (su hábitat) y su caza indiscriminada (para obtener sus plumas y su carne), la paloma coronada Victoria está en peligro de extinción.

EL MONARCA DEL EDÉN

La más pequeña de las aves del paraíso es la regia (Cicinnurus regius). El ritual de cortejo del macho incluye el despliegue rítmico de las alas e inflar su blanco pecho, lo que lo asemeja a una bola de algodón.

CUIDADO EXTREMO

Para proteger a las aves fotografiadas, como este marabú (Leptoptilos crumeniferus), el equipo de Andrew Zuckerman contaba con un estudio fotográfico móvil que les permitía acercarse al lugar donde habitaban.

BELLEZA EN DANZA

La elegancia de la Grulla real gris (Balearica regulorum) es común a ambos sexos, que sólo se distinguen en que los machos son algo más grandes. Los dos padres comparten el cuidado de los hijos.

BELLO Y MIMOSO

Es uno de los más buscados como mascota, pero el guacamayo azul y amarillo (Ara ararauna) exige a cambio cariño y dedicación.

EXÓTICO ABOLENGO

El primero en describir al Guacamayo indio (Anodorhynchus leari) fue el Lucien Bonaparte, sobrino de Napoleón.

LA CANTANTE CON PLUMAS

Uno de los rasgos más característicos de la seriema crestada (Cariama cristata) es su canto, a medio camino entre el ladrido de los perros y la voz de los pavos reales.

SEÑOR AMERICANO

Su hábitat se extiende desde Alaska a Tierra del fuego. Al búho común (Bubo virginianus) le viene bien cualquier rinconcito donde haya árboles. Y si alguna otra especie ha dejado abandonado un nido que aprovechar, tanto mejor.

HEROINA DE LA SELVA

La amazona de frente azul (Amazona aestiva) vive en grandes bandadas que se desplazan en grupo en busca de alimento. Eso sí, dentro de la bandada, cada individuo busca volar ala con ala con su pareja.

RAREZA ORIENTAL

Si quieres ver al cuervo verde (Cissa chinensis) en la naturaleza, tendrás que acercarte hasta la orilla oriental del río Mekong, en Vietnam.

DESDE LO ALTO

Sería el mejor para contarnos si el Kilimanjaro tiene nieves o no: en esa zona el ratonero augur (Buteo augur) se eleva hasta los 4.000 metros en sus vuelos.

BLANCO Y RADIANTE

La cubierta completamente inmaculada es lo que distingue a los machos del búho nival (Bubo scandiacus). El pelaje de las hembras presenta motas oscuras.

LA VOZ DE ÁFRICA

Este sobrenombre se lo ha ganado a pulso el pigargo africano o vocinglero (Haliaeetus Vocifer), gracias a sus estridentes gritos, que varían según se encuentre cerca o lejos del nido.

DIOS TE DE

Eso es lo que entendieron los humanos vecinos del tucán de pico castaño (Ramphastos swainsonii) cuando lo oyeron cantar. Y así le llaman en las zonas de Centroamérica y América del Sur que frecuenta.

AQUÍ ESTÁN TODAS

‘Bird’ es el libro del que se han extraído las imágenes de este reportaje. Todos los "modelos" han posado delante de un fondo blanco y con una precisa iluminación, para destacar sus colores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Naturaleza