Pedir permiso a un árbol para abrazarlo

image
Acercarse así a un arce puede ser el primer paso para empezar a respetar la naturaleza.

Se asume que el tronco dice “sí”, y se procede a estrechar su corteza.

Según numerosas webs, el gesto debería proporcionar una suerte de comunión energética con el cosmos.

Pero no es ese bienestar esotérico el que mueve a la reciente iniciativa Abraza tus árboles.

Para la organización que la promueve, Bosques Sin Fronteras, el rito del abrazo consentido sirve como excusa para visitar los árboles mássingulares de nuestra geografía.

Y para aprender a conservar mejor su entorno o cómo calcular su edad por el tamaño.

Para probar

Dónde: www.leyendasvivas.com

Actividades: Excursiones de uno o dos días.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Naturaleza