Guardaespaldas con alas

Más allá de la polinización, las abejas son grandes benefactoras de las plantas: evitan que las orugas las devoren.

image
Las abejas no solo transportan el polen de flor en flor, también evitan la acción de insectos hervíboros.

Más allá de la polinización, las abejas son grandes benefactoras de las plantas: evitan que las orugas las devoren. Los pelillos que estas tienen en sus extremidades las alertan de cualquier vibración en el aire, e inmediatamente abandonan la planta. Investigadores de la Universidad alemana de Würzburg cubrieron dos plantas de pimiento con re­des. En una encerraron solo orugas, y en otra abejas y orugas. La primera sufrió un 70% más de daño. Si las cosechas se combinaran con flores (que atraen a las abejas), dicen los investigadores que se controlarían naturalmente las plagas; un novedoso método de control biológico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Naturaleza