Las extrañas costumbres del cangrejo Yeti

La evolución lo ha dotado de características únicas

Desde su color, hasta su aspecto peludo, todo hace que el cangrejo Yeti sea muy diferentes de sus primos. Existen tres especies conocidas de cangrejos yeti, y ahora, en un nuevo estudio, un grupo de científicos ha descrito las características de una de estas especies por primera vez: Kiwa tyleri, la única especie de cangrejo yeti conocido que habita los mares de la Antártida.
La primera vez que la ciencia fotografió este animal en alta mar, fue en 2010 utilizando un vehículo sumergible operado por control remoto (ROV). Pero el ROV hizo más que tomar una cuantas fotos de estos cangrejos peludos, también capturó unos pocos ejemplares que se encontraban a unos 2.600 metros de profundidad.
Desde entonces, los investigadores han estudiado las muestras mediante estudios genéticos y tomografía computarizada (TC).
Muchas de las características distintivas del cangrejo yeti, como su color blanco y su cuerpo peludo, son adaptaciones a su hábitat. El K. tyleri “habita en un área de pocos metros cuadrados donde el agua se encuentra a la temperatura exacta para garantizar su supervivencia” explica Sven Thatje, autor del informe y profesor de ecología evolutiva marina de la Universidad de Southampton en Inglaterra. Para sobrevivir a las gélidas aguas del sur del planeta (entre -1,3 y 0,5 ºC), los cangrejos se agrupan en grupos que llegan a los 600 miembros por metro cuadrado y se acercan lo más posible a las fuentes hidrotermales. La cercanía les garantiza calor. Por ello las madres de esta especie podrían considerarse entre las más sacrificadas del reino animal. Como los huevos del K. tyleri no resisten las emisiones de azufre de estas fuentes, las hembras se alejan de allí para garantizar la supervivencia de la especie. A esto se une que los huevos precisan una, sorprendentemente fría, temperatura del agua, para desarrollarse. Las madres, una vez alejadas de este nido de calor, sin posibilidad de conseguir alimento, mueren.
Otra particularidad de esta especie es que cultivan sus propios alimentos: en lo que nosotros llamamos pelo, existen colonias de bacterias que son la dieta preferida de los cangrejos yeti. Pero el que vive en la Antártida, seguramente por la necesidad de contrarrestar el gélido ambiente, ha criado pelo en su vientre, algo único. Esta característica le valió el sobrenombre de "cangrejo Hoff" en honor al actor David Hasselhoff, de la popular serie Baywatch.
Thatje también señala otra adaptación interesante en este animal “tiene picos en el extremo de sus piernas que le permiten subir superficies inclinadas. Este es un avance significativo en su evolución, y lo diferencia de los otros cangrejos yeti conocidos”.
Aunque Thatje y sus colegas han arrojado luz sobre algunos de los misterios que rodean el cangrejo yeti, quedan muchas preguntas. La más importantes es saber la razón que llevó a habituados a climas cálidos a colonizar una región gélida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias