Venus, el gato quimera

Un trastorno genético es el responsable

Tanto David Bowie como Venus, el gato de la imagen, poseen una condición genética denominada heterocromía (el iris de un ojo es de diferente color que el del otro). Pero en el caso de Venus, esta condición se ve aumentada por lo que algunos han llamado quimerismo (un trastorno genético que se da cuando un organismo, generalmente un animal, está compuesto de dos, o más, poblaciones de células genéticamente distintas). Así Venus luce un lado de la cara negro con su ojo verde y otro lado color canela con ojo azul.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Su dueña, no solo le ha abierto un perfil de Facebook, sino que también ha subido un vídeo para ver a su mascota.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Naturaleza