Jugar con agua

Pinacotecas líquidas para un verano caluroso

image
Paisaje para bucear de Pery Burge.

Ya no tenemos edad (algunos) para pistolitas, pero hay algo ancestral que, inexorablemente, hace que cada vez que nos mojamos los pies nos den ganas de salpicar a la vecina, o zambullirnos en un mar amniótico. Somos agua y venimos del agua. Quizá por esto jugar con ella es una de las pocas pasiones que no se pierden con la edad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En Niza acaban de celebrar un húmedo Simposio: reúne artistas y científicos que experimentan con fluidos. Bajo el título de Flow Visualization, exhiben obras difíciles de juzgar. Échales un ojo y nos dices qué opinas. Este año le han dado el primer premio a dos franceses Guillaume Polidori y Gérard Liger-Belair. Ellos son los autores de la foto (en realidad una tomografía láser) de una copa de champán en la que se aprecia el movimiento de las burbujas, su estallido y su curiosamente ordenado recorrido antes de mojar nuestro gaznate.

El segundo premio ha sido para Pery Burge, británica, a quien ya habíamos descubierto en un especial sobre el agua (más que recomendable) que publica Nature. Pery sufrió un accidente que le impide sostener una brocha. Entonces empezó a experimentar con tinta de colores, purpurina y agua. A la luz del Sol, Pery fotografía las bellas figuras tridimensionales que generan las tintas al mezclarse y desparramarse por el fluido. Así ha creado un curioso mundo de paisajes que llama Aquascapes. A mí me recuerdan a la figuras que forman los caleidoscopios. Es un auténtico gozo observarlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias