Los 10 mejores sitios en España para ver las perseidas

Lo importante es buscar lugares sin contaminación lumínica

Ya estamos en agosto y se acerca el gran momento para aquellos que les gusta disfrutar la famosa noche de las perseidas o de las lágrimas de San Lorenzo. Aunque como ya os hemos explicado anteriormente no son estrellas fugaces, es un espectáculo único para los amantes de la astronomía.

En nuestro afán porque las disfrutéis a tope, hemos hablado con el astrónomo Antonio Pérez Verde y el astrofísico Javier Armentia (quién desvela hoy todas las curiosidades que te gustaría saber sobre las perseidas en la web del Pamplonetario) para que nos recomienden los mejores lugares dónde disfrutar de este fantástico espectáculo.

Pero antes de conocer los lugares, es bueno saber todo los datos. Según el IMO, la fecha de la lluvia será desde el 17 de julio hasta el 24 de agosto, siendo su punto máximo el 13 de agosto de 8:30 a 11:00 con una velocidad media de los meteoros de 59 km/s (tasa horaria zenital de 100 meteoros por hora).

Como nos explica Pérez Verde, "la noche del 12 al 13 de agosto la Luna saldrá por el Este a las 6:20 en una fase muy cercana a nueva (< 5% de iluminación) lo que quiere decir que durante toda la noche tendremos un cielo sin Luna, lo que hará que este año sea uno de los mejores para observar esta lluvia". Debido a que el apogeo de las perseidas sucederá cuando en nuestro país sea de día, el astrónomo recomienda las horas previas al amanecer para disfrutar de la lluvia de estrellas. "Aún así, a partir de medianoche ya se podrán ver meteoros".

Olvídate de prismáticos o telescopios, ya que "limitan el campo de visión", explica Pérez Verde. "Lo más apropiado es verlas a simple vista ya que podrán aparecer en cualquier lugar del cielo. Las estrellas fugaces que pertenezcan a las perseidas parecerán radiar de la zona norte de la constelación de Perseo, pero tan solo es una cuestión de perspectiva."

En esta fotogalería encontrarás diez de los mejores lugares para disfrutar de las perseidas, aunque si no encuentras una zona cerca del lugar donde resides puedes echar un vistazo a lightpollutionmap. Lo importante es buscar zonas sin contaminación lumínica y alejarse de ciudades o pueblos para gozar de un cielo oscuro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Reserva Natural de la Foz de Arbayún (Navarra)

Ubicado en la ruta aragonesa, la Reserva Natural de la Foz de Arbayún es un sitio estratégico para observar las lágrimas de San Lorenzo. 

Este profundo cañón tiene un paisaje agreste y una espectacular geología que es atravesado por el río Salazar. En el entorno predominan los bosques de haya y pinos rojos, así como enclaves de abetos pirenaicos.

Además, aparte de tu compañía podrás disfrutar del show con buitres leonados sobrevolando el acantilado. El sitio está considerado como zona de Especial Protección para las aves, y posee un gran interés geomorfológico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sierra Nevada (Granada)

Los que se desplacen hasta Sierra Nevada tendrán la suerte de contar con una observación en toda regla. La estación ha organizado la actividad, que, según explican en su web "dará comienzo en el restaurante Borreguiles con una charla divulgativa sobre las Perseidas, mientras los niños desarrollan su actividad Aventura Espacial a modo de juego (de unos 45 min) en un salón contiguo; todos en conjunto asistirán posteriormente a una observación astronómica (70 min) a través de telescopios en Borreguiles."

Para información sobre horarios y precios haz CLIC AQUÍ.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La Pedriza del Manzanares (Madrid)

El espacio natural protegido de mayor superficie de la Comunidad de Madrid es un gran sitio para disfrutar de las lágrimas de San Lorenzo. Su belleza atrae a numerosos senderistas y también a aquellos aficionados a observar el cielo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La Sierra de Albarracín

La parte sur-occidental de la Cordillera Ibérica, donde confluyen las provincias de Cuenca, Guadalajara y Teruel, es un lugar ideal para disfrutar de las perseidas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Al norte del Puig Major (Baleares)

Otra zona magnífica para disfrutar de las 'estrellas fugaces' es la zona situada al norte del Puig Major, el punto más elevado de la isla de Mallorca y también de las Islas Baleares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Parque Natural del Teide (Canarias)

Otro lugar imprescindible para los 'cazadores' de perseidas es el famoso Parque Natural del Teide.

 

Foto: Daniel López.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pantano de Santa Fe (Montseny, Barcelona)

El embalse de Santa Fe está ubiccado en el Parque Natural del Montseny, declarado en 1978 reserva de la biosfera por a UNESCO. 

Está tan solo a 45 kilómetros de Barcelona y es un lugar idílico para disfrutar de la lluvia de estrellas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Observatorio Astronómico de Forcarei (Pontevedra)

Inaugurado en 2009, el Observatorio Astronómico de Forcarei se encuentra ubicado en una colina a casi 700 metros de altitud.

Es de fácil acceso y un paraje único para disfrutar las perseidas.

 

Fotografía: Gabriel González (Wikimedia Commons)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona norte de Gredos (Ávila)

Gracias a sus cielos oscuros, esta zona ha sido catalogada como uno de los 25 lugares del mundo donde no existe contaminación lumínica. 

Por este motivo, es un lugar único para la observación. Además, dispone del certificado Starlight.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Playa de Camposoto (San Fernando, Cádiz)

La costa gaditana es otro lugar muy recomendable. Huyendo de la contaminación lumínica puedes llegar a la playa de Camposoto de San Fernando, donde puedes contemplar las perseidas en una escena inolvidable. Eso sí, no olvides llevarte unas mantas.

 

Fotografía: Manolo Dueñas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Fotoimpactos