Sopa de estrellas

Los cinco Momentos estelares del año que no puedes perderte

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una mano para buscar vida

La sonda Phoenix (de la NASA) se posará cerca del Polo Norte de Marte en mayo. Lleva a bordo el Phoenix Mars Lander. Tiene un brazo robótico de 2,34 m para cavar y alcanzar el hielo que, según los científicos, está a una decena de centímetros de profundidad. El objetivo: buscar formas de vida.

Los frescos se destapan

Otra de las herramientas que el GRANTECAN estrena, llamada Canaricam, observará los objetos fríos del Universo; entre ellos, los planetas extrasolares (el catálogo recoge hasta ahora 221), discos de protoplanetas y, lo más interesante, nacimientos de estrellas. Cuando comienza la formación estelar, los “nidos” son objetos muy fríos, lo que dificulta su observación y los hace tan desconocidos.

El primer mapa del Universo Violento

En septiembre empezarán las primeras observaciones científicas del GRANTECAN. Se estrenará con Osiris, una herramienta única en un telescopio tan grande. Lo que va a hacer es perseguir monstruos. Intentará trazar el primer Mapa del Universo Violento. Localizará y contará el número de objetos astronómicos considerados “no normales”, como las supernovas, las estrellas de neutrones, y los agujeros negros. Osiris observará estos fenómenos desde el origen del Universo hasta nuestros días.

El Sol, de tapadillo

Cazadores de eclipses, comienza la cuenta atrás. El día D es el 1 de agosto. Esta vez, el fenómeno se exhibirá en áreas deshabitadas o de difícil acceso del planeta. El eclipse total comenzará a las 09:21:07 UT en Canadá, cruzará Groenlandia y el Océano Ártico hasta alcanzar Mongolia. Seguirá la Ruta de la Seda, se verá des­de la Gran Muralla China y morirá a medio camino entre las ciudades de Xian y Zheng­zhou. Si no te viene bien salir de viaje, siempre puedes verlo en el telediario.

Y España subirá a los cielos

El lanzamiento por la ESA de los telescopios espaciales Herschel y Planck el 31 de julio (ambos en el mismo cohete) nos dará un poquito de protagonismo estelar. En particular, el Herschel es muy importante para España, pues para él hemos producido parte de la instrumentación y del programa científico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ciencia