La tortuga siempre le gana a la liebre

Esa es la conclusión de un estudio que compara la velocidad de diferentes animales a lo largo de su vida

image
A largo plazo, la carrera será para el animal más constante.

Es una de las primeras fábulas que hemos escuchado todos: la carrera entre una tortuga y una liebre y el triunfo de la primera gracias a su constancia…o a la desidia de la segunda. Pero hay mucho más por saber en esta historia.

“La fábula de La tortuga y la liebre es una metáfora sobre la vida, no una historia sobre una carrera – explica Adrian Bejan, coautor del estudio publicado en Scientific Reports – . Vemos en la vida animal dos estilos de vida completamente diferentes: uno con alimentación casi constante y sueño diario y otro con ráfagas cortas de alimentación intermitente intercaladas con siestas de un día. Ambos patrones son los ritmos de vida que nos transmitió Esospo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La tradicional fábula supone que los lectores se sorprenderán, pero de acuerdo con el nuevo análisis de Bejan, no deberían. Los autores analizaron las velocidades de decenas de animales terrestres, marinos y alados y los resultados muestran que algunos de los animales más rápidos del mundo son en realidad algunos de los más lentos cuando se promedian sus movimientos a lo largo de su vida.

El estudio se basó, entre otros datos, en la frecuencia de zancada de los vertebrados y su vinculo con la masa, una relación que se produce tanto fuera como dentro del agua. Estos modelos se pueden utilizar para predecir tendencias evolutivas futuras y direcciones de diseño para aeronaves y otros vehículos.

“Cuando explicaba esta teoría – concluye Bejan – alguien siempre planteaba valores atípicos a este principio, como el guepardo. Pero este estudio muestra que estos valores son de esperar y, cuando se examinan durante sus vidas, no son tan diferentes de los de sus “primos pesados”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias