¿Qué carne es mejor en términos ambientales?

A la hora de comparar, los mariscos de acuicultura se llevan la palma.

image
El ganado requiere poca energía, pero produce una gran cantidad de gases de efecto invernadero. Crédito imagen: Cally L.

Puestos a comparar, ¿qué tipo de alimento es más costoso de producir desde el punto de vista ambiental? ¿El ganado, los mariscos de acuicultura o los peces capturados en la naturaleza?

La respuesta es, depende. Pero en general, la producción industrial de carne de res y el pez gato o siluro, son los más perjudiciales para el medio ambiente, mientras que los peces pequeños capturados en la naturaleza y moluscos de granja como las ostras, los mejillones y las vieiras, tienen el menor impacto ambiental.
Esta es la conclusión de un estudio publicado en Frontiers in Ecology and the Environment, que, según sus autores, es la mirada más completa sobre el impacto ambiental de los diferentes tipos de producción de proteína animal.
“Desde el punto de vista del consumidor, la elección importa – explica Ray Hilborn, autor principal del estudio, en un comunicado – . Si eres ecologista, lo que comes hace la diferencia. Descubrimos que hay buenas opciones obvias y opciones obviamente malas”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El estudio se basa en casi una década de análisis, en el que los autores revisaron cientos de análisis publicados sobre varios tipos de producción de proteína animal. Estas evaluaciones, también llamado análisis de "cuna a tumba", analizan el impacto ambiental asociado con todas las etapas de la vida de un producto.
De las más de 300 evaluaciones de este tipo que existen para la producción de alimentos animales, los autores seleccionaron 148 que fueron exhaustivas y no se consideraron demasiado especializados.

En general, el estudio utilizó cuatro indicadores para comparar el impacto ambiental en los diferentes tipos de producción: uso de energía, emisiones de gases de efecto invernadero, potencial para aportar nutrientes en exceso (como fertilizantes), al medio ambiente y la posibilidad de emitir sustancias que contribuyen a la lluvia ácida.

El resultado mostró ganadores claros que evidenciaban bajos impactos ambientales en todas las medidas, incluidos los moluscos y crustáceos de cultivo, y las pesquerías de captura como las sardinas, la caballa y el arenque.

En general, la producción de ganado utiliza menos energía que la mayoría de las formas de acuicultura. El pez gato o siluro de granja, el camarón y la tilapia usan la mayor cantidad de energía, principalmente porque la circulación de agua constante debe ser alimentada por electricidad.
La acuicultura produce aproximadamente 20 veces más gases de efecto invernadero que los moluscos cultivados, las pesquerías de captura pequeñas, el salmón y el pollo.

La acuicultura de moluscos, como las ostras, los mejillones y las vieiras, en realidad absorben el exceso de nutrientes que son dañinos para los ecosistemas. Por el contrario, la producción de carne de ganado tuvo una calificación baja en esta medida, y las pesquerías de captura siempre obtuvieron mejores puntajes que la acuicultura y la ganadería porque no utilizan fertilizante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias