Los primeros dinosaurios eran británicos

Un nuevo estudio afirma que casi todo lo que creíamos saber sobre el origen y la clasificación de los dinosaurios estaba equivocado

Siempre se había creído que Gondwana, el bloque más meridional de los dos en los que inicialmente se partió Pangea, el continente primigenio de nuestro planeta, fue el lugar en el que aparecieron los dinosaurios. Pero, ahora, una nueva investigación liderada por Matthew Baron, investigador de la Universidad de Cambridge, ha echado por tierra esa hipótesis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Según su trabajo, los dinosaurios surgieron a la vez en ambos hemisferios, pero fue Laurasia, el bloque continental situado más al Norte, el territorio en que el que realmente se desarrollaron. Y, más concretamente aún, en el territorio de la actual Gran Bretaña. Lo que implicaría que aquellos primeros dinosaurios (que eran animales de tamaño pequeño) podrían considerarse británicos.

Pero el estudio de Baron también está revolucionando todo lo que se creía saber sobre el linaje de estas criaturas. De siempre se ha dividido a los dinosaurios en dos órdenes principales: ornistiquios, que incluiría a aquellos con una pelvis similar a la de las aves, y saurisquios, con pelvis reptiliana. En el segundo de ellos se incluyeron a los pertenecientes a dos linajes llamados Sauropodomorpha (al que pertenecía el diplodocus) y Theropoda (al que pertenecían los grandes carnívoros como el Tiranosaurio rex).

Pero, ahora, el trabajo de Baron pone patas arriba toda esa clasificación. Lo que propone es que los de la familia Theropoda deben salir del orden de los saurisquios, ya que realmente están emparentados con los ornistiquios. Así que, según su criterio, debería crearse un nuevo orden que se rebautice con el nombre de Ornithoscelida.

Por si todo eso fuera poco, sugiere que especies como el diplodocus no encajarían estrictamente con la definición actual de dinosaurio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades