Nuevas ramas del árbol de la vida

Uno de los estudios genéticos más exhaustivos revela, en el mundo subterráneo, una enorme biodiversidad desconocida.

image
En este árbol de la vida, las cuñas rojas representan los nuevos grupos de microbios descubiertos. Los puntos de colores representan los procesos metabólicos en los que intervienen. Crédito imagen: Banfield Group

Bajo tierra se encuentra un 20% de la biomasa del planeta. esto incluye comunidades microbianas que desempeñan funciones fundamentales en los ciclos biogeoquímicos de la Tierra. Pese a ello muy poco se conoce sobre los microbios que actúan en este ambiente y de qué modo las interacciones entre ellos reconfiguran el sistema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ahora un grupo de expertos de la Universidad de Berkeley y el Laboratorio Nacional de Energía Lawrence Berkeley han llevado a cabo uno de los estudios genómicos más detallados de la historia en cualquier ecosistema para ofrecer nuevas respuestas.
“Hemos completado cerca de 2.540 genomas que representan la mayor parte (un 80%) de los filos conocidos de bacterias, así como 47 nuevos linajes al nivel de los filos”, aseguran los autores en el estudio publicado en Nature Communications.
Esto les permitió comprender cómo cooperan entre sí para realizar procesos claves para la vida en el planeta, como el ciclo del carbono, el del sulfuro o el del oxígeno. De no ser por esos microbios la vida sería muy distinta en nuestro planeta.

"No esperábamos encontrar esta increíble diversidad microbiana – explica Jill Banfield, una de las co-autoras del estudio en un comunicado –. La realidad es que no sabemos mucho sobre el papel que desempeñan en los procesos biogeoquímicos, los microbios que habitan el subsuelo. De hecho, no sabemos muy bien lo que hay ahí abajo”
Karthik Anantharaman, otro de los responsables del estudio concluye: “Para entender mejor las tareas que realizan los microbios bajo la superficie, nuestro objetivo era obtener genomas completos. Esto nos ha permitido descubrir que la interdependencia entre los microbios es mayor de la prevista”. Este nuevo caudal de información permitirá crear modelos predictivos de simulaciones climáticos mucho más precisos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias