Echar pelotas para evitar la sequía

Su función es evitar la evaporación del agua

La ciudad de California sufre una de las peores sequías de la historia, lo que les ha llevado a pensar en medidas distintas y originales con el fin de atesorar el agua que les queda de la mejor forma posible. Una de esas medidas ha sido llenar un embalse con 96 millones de bolas de plástico con el fin de evitar la evaporación del agua.

Estas pelotas negras, conocidas como 'bolas de sombra', están pensadas para ayudar a proteger el agua de polvos, lluvia, productos químicos e intentar que casi 1.200 millones de litros de agua se evaporen cada año sin remedio. Según explica el diario The Guardian, esta gran cantidad de agua que se pierde anualmente da para abastecer a 8.100 personas.

Según reconocía Eric Garcetti, alcalde de Los Ángeles, "con motivo de esta histórica sequía necesitamos originalidad, ingenio y audacia con el fin de maximizar nuestros recursos naturales".

¿Por qué son negras?

Las bolas negras crean una película translucida en el embalse que no permite que pasen los rayos del Sol. El negro es el mejor color para acometer esta tarea, ya que absorbe todas las longitudes de onda de la luz visible y también más calor. El tinte que llevan las pelotas se llama Carbon Black y, como su nombre indica, está compuesto principalmente de carbón. Además, el polietileno, que es el material con el que están fabricadas, no libera ningún producto químico residual en el embalse, lo que las hace más seguras.

El objetivo de las 'bolas de sombra' es bloquear la luz solar totalmente. Cuestión con la que ayuda el color negro, ya que bloquea completamente los rayos ultravioleta.

Fuentes:

The Guardian | dailymail.co.uk | chemistry.stackexchange.com |

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias