¡No sin mi coco! La increíble huida de un pulpo

El fotógrafo marino casi se ahoga de la risa

image
Captura de pantalla del vídeo de Youtube (Poussin Diver)

Un fotógrafo marino ha grabado un vídeo insólito en el que se muestra que no hace falta ser humano para realizar un gag divertido que haga al público troncharse de la risa. El ¡No sin mi coco! ha sido captado por Poussin Diver y en él se muestra un ejemplo bastante notable (y divertido) del uso de herramientas en el reino animal.

Observamos cómo el cefalópodo va caminando con prisa por el fondo marino con una cáscara de coco roto bajo sus tentáculos, aparentemente sin rumbo fijo. Según sabemos, los pulpos tienen la costumbre de recoger cáscaras de coco u otros elementos que les sirvan como refugios para protegerse si se encuentran explorando áreas peligrosas para su supervivencia.

Los científicos afirman que este comportamiento es la primera evidencia del uso de herramientas por un pulpo, lo que mete a estos invertebrados marinos en la liga de animales que actúan de forma similar. A pesar de el gran descubrimiento, el hallazgo había pasado desapercibido. Fue Julian Finn, un investigador del Museo Victoria en Australia, uno de los primeros científicos que fue testigo de este comportamiento. Según reconoce, quedó muy impresionado: "casi me ahogo de la risa" explicó Finn a la BBC. "Me dí cuenta de que iba a hacer algo, pero he de reconocer que no me esperaba esto".

Fuentes:

thedodo.com | news.bbc.co.uk | Canal de Youtube de Poussin Diver |

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias