Las bondades del efecto placebo podrían estar en los genes

Un nuevo estudio plantea que algunas personas podrían responder mejor gracias a ciertas variaciones genéticas

image
Foto: Creative Commons - Flickr (by Ano Lobb)

¿Te imaginas un mundo en el que no tuvieras que tomarte un montón de medicamentos para luchar con un dolor de cabeza o un dolor de espalda? Pues una nueva investigación publicada este lunes en Trends in Molecular Medicine asegura que las bondades del efecto placebo podrían ser aún mejores de lo que se pensaba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una sustancia placebo es farmacológicamente inerte y suele usarse en ensayos clínicos como mecanismo de control. Habitualmente consiste en pastillas de azúcar, agua, infusiones e incluso cirugías placebo llegado el caso. Ya se había demostrado que algunas personas se sienten mejor si creen que están recibiendo alguna clase de tratamiento, aunque en realidad no sea así. No es sólo una cuestión de sugestión. Ahora, científicos del Beth Israel Deaconess Medical Center (Boston) han observado que algunas personas responden al efecto placebo mucho mejor, llegando a la conclusión de que el secreto está en ciertas variaciones genéticas.

Esto es una gran noticia, ya que permitiría excluir de ensayos clínicos de nuevos medicamentos a ciertas personas si son portadoras de dichos genes en su ADN. Actualmente, el equipo está analizando los posibles problemas éticos relacionados con realizar pruebas genéticas previas a los pacientes con el fin de saber si son aptos al tratamiento con placebos.

"Estas son nuevas hipótesis que, hasta donde sabemos, aún no han sido discutidas en el mundo científico" afirma Kathryn Hall, autora principal del estudio. Según indica, conocer los genes que están relacionados con el efecto placebo amplía las posibilidades de mejorar los tratamientos de los pacientes e hilar más fino en el diseño de la investigación con el fin de detectar diferencias entre el fármaco y el placebo. "Nuestra propuesta de incorporar un estudio formal con placebos en los ensayos clínicos futuros es innovador y podría representar un ahorro significativo de costes, lo que conllevaría un mayor conocimiento de los mecanismos implicados en la respuesta al placebo en una amplia variedad de enfermedades".

Vía | eurekalert.org

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias