Cómo disfrutar de un espresso en una nave espacial

Inventan 'la taza del espacio', que permitiría a los astronautas tomar un delicioso café en el contexto de ingravidez

La Estación Espacial Internacional (ISS) está a punto de conseguir su propia máquina de café, diseñada para ofrecer un delicioso espresso calentito en un ambiente de microgravedad. Estamos seguros de que está es una gran noticia para el personal de objetos espaciales que habitualmente sobreviven a base de alimentos liofilizados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El ISSpresso actual, diseñado por la empresa italiana Argotec, sirve su café en una bolsa de la que los astronautas pueden beber con ayuda de una pajita. Pero claro, esto no termina de ser la misma experiencia que cuando uno disfruta de un buen café en su correspondiente taza. Como podéis ver en la imagen, el recipiente ideado para el nuevo ISSpresso, además de ser algo extraño, apunta a resolver ese problema. Diseñado por un equipo capitaneado por Mark Weislogel, catedrático de Ciencias Térmicas e Ingeniería de Fluidos de la Universidad de Portland, los investigadores han pasado bastante tiempo reflexionando sobre esta cuestión.

"Dado que existe una gran variedad de bebidas espresso, realizamos mediciones de las propiedades específicas para evaluar los efectos de la humectación y la tensión superficialde un buen café italiano, café con leche y su versión americana", dijo Wislogel. "Para algunas personas, la textura y los aromas de la crema desempeñan un papel fundamental en la experiencia general del espresso. Ya que en entornos de gravedad conseguirlo es casi imposible, proponemos alternativas para disfrutar de un espresso a bordo de una nave espacial".

"Para algunas personas, la textura y aromáticos de la crema desempeñan un papel fundamental en la experiencia general del espresso. Está claro que en entornos de baja gravedad añadir crema al café no es algo sencillo, pero sugerimos alternativas para disfrutar de espresso a bordo de la nave espacial."

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para hacer frente a la gravedad, esta extraña taza está diseñada para contener el líquido del café usando la mencionada tensión superficial. La forma del recipiente puede hacer que el fluido migre pasivamente a la parte deseada sin partes móviles, usando fuerzas pasivas como la capilaridad y la propia tensión superficial. "Su geometría es la parte "lista" ya que controla el fluido sin necesidad de bombas o fuerza centrífuga."

La taza no funcionaría bien con cualquier líquido; el café tiene una proporción relativamente elevada de aceite de los granos, lo que quiere decir que tiene mayor viscosidad y mayor tensión superficial, aunque sea sólo un poco más. En este caso, ese poco es suficiente.

Se ha testado la fabricación de la taza mediante impresión 3D, una técnica que los astronautas de la ISS podrían hacer ellos mismos a bordo. También se han realizado varias pruebas que confirman que el recipiente puede aguantar perfectamente el líquido en su interior en condiciones de microgravedad simulada. "Estamos tratando de utilizar nuestros nuevos métodos para revaluar todos los sistemas de fluidos a bordo de la nave espacial -incluyendo los sistemas de enfriamiento, tanques de combustible, equipos de procesamiento de agua, vegetales y animales, alimentos, etc.", explicó Weislogel.

El equipo presentó su investigación el pasado 24 de noviembre en la Americann Physical Society.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias