La hora del misterio: ¿Cura el placebo?

Si el paciente cree estar tomando un medicamento, es muy probable que mejore

image
¿Y si pudiéramos engañar al cerebro? Se investiga cómo actúa el placebo, para provocar su efecto clínicamente.
Ensayo con ‘ritalin’ y placebo. Ritalin es un estimulante del sistema nervioso central, recetado contra la hiperactividad. Lo usaron para comparar su efecto en el cerebro con el placebo. Para ello, lo asociaron a la ingesta de alimentos. Vieron que el placebo activa áreas relacionadas con el placer, igual que la comida, lo que no produce el Ritalin.
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al final del ensayo, si el medicamento es útil de verdad, debe haber diferencias entre ambos grupos. Pero, aunque pueda parecerlo, dar placebo a la mitad de los enfermos del grupo de control no es éticamente reprochable, porque incluso ellos recibirán algún alivio: el que procede de sus propios y engañados cerebros. Este alivio es real, de modo que no solo están contribuyendo a mejorar el arsenal de la medicina, sino que reciben también beneficios propios mientras lo hacen. Lo malo (o lo bueno) es que en los últimos tiempos, y por razones desconocidas, el efecto placebo se está haciendo cada vez más intenso.

Tal vez la fe de los pacientes en la medicina tras siglos de éxitos en la lucha con la enfermedad mejora sus expectativas; quizá la alta tecnología que se usa habitualmente en los hospitales impresiona a los cerebros. El caso es que cada día resulta más difícil eliminar, o al menos reconocer y separar, la curación provocada por la sugestión de la que debe su éxito a los medicamentos. La paradoja es que esto hace que los tests clínicos sean más complejos y, por tanto, encontrar nuevas medicinas es más difícil.

Pero queda un interesante camino por explorar. Algunos médicos trabajan para conseguir utilizar el efecto placebo para curar, potenciar y dirigir sus efectos. De momento se encuentran con dificultades éticas y con la imprevisibilidad. Y es que en lo profundo de nuestras cabezas todavía hay mucho que desconocemos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades