Los planetas más terroríficos del universo

Vientos de casi 10.000 km/h, lluvias de cristal y temperaturas de -200ºC o más de 1.500ºC... Y aún así podría haber vida

Astronomers Observe Black Hole
Getty ImagesGetty Images

Sabemos que el espacio es un sitio muy extraño. Allí ocurren muchos fenómenos que desafían nuestra comprensión y también las leyes de la física. Por ahora, con los actuales instrumentos tecnológicos, apenas podemos estudiar un 4% del cosmos, el restante 96% sigue oculto.

Pero esa pequeña ventana, nos muestra un universo increíble.


El bello y bestia. Al mismo tiempo

image
Nasa


A unos 62 años luz de la Tierra, se encuentra HD 189773b. Es apenas un poco más grande que Júpiter y de un color azul profundo producto de la extraña atmósfera del planeta compuesta principalmente de átomos y partículas de silicato. Pero bajo su bella apariencia se esconden vientos que alcanzan los 8.600 km/h y temperaturas de 900° C. Por si fuera poco, debido a las partículas de silicato, en HD 189773b llueve vidrio. Literalmente.

El señor de los anillos

image
Ron MIller


Si Saturno tomara esteroides, se llamaría J1407b. Este planeta, a 434 años luz de la Tierra, tiene anillos que le rodean, pero se extienden 640 veces más que los de Saturno. Si estuviera en su lugar, en nuestro sistema solar, los anillos serían visibles en el cielo terrestre y se verían mejor aún que la luna llena. Tan grande es este sistema de anillos que en su interior hay una luna del tamaño de Marte.


Para hacerse millonario

image
Nasa/Esa G. Bacon

HAT-P-7b se encuentra en la constelación de Cygnus, a unos 1.000 años luz de la Tierra. En el lado nocturno de este exoplaneta, se produce una alta precipitación de óxido de aluminio (corindón). Debido a que las gemas de corindón son rubíes y zafiros, se puede describir el clima del planeta como “precipitaciones de rubíes y zafiros”. Como dato curioso, fue el objeto un millón observado por el telescopio Hubble.


¿Hielo en el Sol?

image
NASA/JPL-Caltech

Gliese 436b es otro de esos planetas raros, raros. Ubicado en nuestro barrio cósmico (apenas a 30 años luz) es un ejemplo de que hay cosas que aún no entendemos del universo. El planeta está 15 veces más cerca de su estrella que Mercurio, lo que hace que su temperatura llegue a los 500ºC. Lo extraño es que, pese a esta tórrida atmósfera Gliese 436b tiene hielo en los polos. ¿Cómo es posible? Debido a que la gravedad extrema, las trazas de vapor de agua en la atmósfera se comprimen y forman hielo sólido.

Ríete de Invernalia


image
ESO

Para llegar aquí tendrás que viajar más aún que para acercarte a los castillos de la Guardia de la Noche de Juego de Tronos: en total 20.000 años luz. Entonces habrás puesto pie en Ogle-2005-Blg-390lb, en la constelación de Sagitario. Este planeta está demasiado lejos para sentir el poco calor generado por la enana roja que tiene por estrella. Así la temperatura en este lado del Universo rara vez está por encima de los -220ºC . Obviamente la vida en la superficie de este desierto congelado es altamente improbable, sin embargo, las cosas podrían ser distintas bajo la superficie. El planeta podría tener un núcleo capaz de generar calor y el calentamiento de las mareas causado por la atracción gravitatoria de las lunas en órbita podría mantener caliente el interior del planeta. Esto podría derretir gran parte del hielo interior y crear un gigantesco océano de agua bajo de la superficie.

El Matusalén de los planetas

image
Nasa/G.Bacon

Pregunta rápida: ¿Puede haber un planeta tan antiguo como el Universo? La lógica indica que no, pero… Psr B1620-26 B tiene una edad estimada de 13 mil millones de años, casi el triple que la Tierra. Obviamente ha visto mucho a lo largo de su vida. Se formó alrededor de una estrella joven, parecida al sol, apenas mil millones de años después del Big Bang, orbita dos estrellas ya muertas en un cúmulo en el que hay más de 100.000 estrellas. El cielo aquí debe ser… viejo y frío.

Como un corcho flotando en el mar cósmico

image
Drtony999

TrES-4b está a unos 1.400 años luz de distancia y es uno de los exoplanetas más grandes jamás descubiertos hasta la fecha, ya que es casi 2 veces más grande que Júpiter, lo que es mucho decir ya que en Júpiter entrarían 1.300 planetas Tierra. Pero no es su tamaño lo que lo hace distinto a TrES-4b, sino su densidad, similar a la del corcho. Esto ha hecho que sea el planeta más grande y el menos denso conocido. La razón de su baja densidad se debe, probablemente a las temperaturas extremas: 1.260ºC.


Frío, frío

image
NASA/JPL-Caltech

Si el universo fuera Juego de Tronos, este planeta sería un gigante: enorme en tamaño y muy lejos de cualquier fuente de calor. Así es HD 106906b, un exoplaneta ubicado a 300 años luz de la Tierra. Se encuentra 20 veces más lejos de su estrella que Neptuno del Sol, pero tiene once veces la masa de Júpiter, lo que lo convierte en una rareza que aún no se explica del todo. Y la guinda en el pastel es que la lógica indicaría que el frío aquí debería ser terrible, pero no: su temperatura en la superficie es de 1.500ºC.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades