El culebrón del ADN

Encuentran información inédita

Uno de los mayores hallazgos científicos del siglo XX, la estructura helicoidal del ADN, podría ser el argumento de una intrigante serie de televisión. Ingredientes no le faltan, y menos ahora que la revista Nature ha publicado una documentación inédita. En ella se desvelan las tensas relaciones entre los descubridores oficiales, Francis Crick y James Watson, y sus competidores, Rosalind Franklin y Maurice Wilkins.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En concreto, se trata de nueve cajas llenas de correspondencia y otros materiales, como fotografías y recortes de prensa, entre los años 1956 y 1977, y que se pensaban perdidos. La documentación evidencia el protagonismo robado a Franklin y cómo se la utilizó de chivo expiatorio a la única mujer de esta historia, que a la postre se quedaría sin el premio Nobel.

Watson y Crick a Wilkins: “Créenos que si te dimos una patada en el trasero fue algo amistoso. Esperamos al menos que nuestro robo produzca la unidad entre los compañeros de tu grupo”.

Wilkins a Crick: “Lo discutiremos después cuando el aire esté más claro. Espero que el humo de la brujería deje de entrar muy pronto en nuestros ojos” (en relación a Franklin, que estaba a punto de abandonar su laboratorio, en el King´s College).

Wilkins a Crick: “Pensar que Rosie tenía todos los datos en 3D durante nueve meses y no vio una hélice y que yo le tomé la palabra de que no era una hélice !Dios!” (En realidad, Franklin no había querido enseñar a Crick y Watson la imagen en rayos X en el que se intuía la doble hélice, y Wilkins, que no se había dado cuenta de ello, se la enseñó a Crick y Watson, los cuales no habían hecho ningún experimento para llegar a “su” famosa conclusión).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias