Presentan el genoma neandertal

Quo escucha a los autores

image
Richard E. Green es el primer firmante del estudio, coordinador del proyecto desde 2005, con réplicas de los huesos croatas y un cráneo neandertal. FOTO: Jim McKenzie / UC Santa Cruz

QUO asistió a teleconferencia en la que tres de los principales investigadores presentaron el estudio sobre el genoma neandertal a la prensa. Estos son los momentos más relevantes en los que las declaraciones de Richard E. Green, Svante Pääbo y David Reich ponen en perspectiva lo resultados e implicaciones de tan relevante estudio. Los investigadores admitieron que todo el grupo comenzó la investigación con una marcada tendencia a considerar que la hibridación entre los neandertales y los primeros hombres modernos nunca se produjo.

S.P.: “La eficiencia del proceso de secuenciación ha aumentado unas 500 veces o más desde que comenzamos el proyecto”.

S.P.: “Sólo hemos encontrado 78 cambios de aminoácidos en las proteínas en los que todos los humanos son parecidos y que no existen en los neandertales”.

R.G.: “Es la primera vez que contamos con una perspectiva global de cómo es exactamente el ADN antiguo”.

D.R.: “No hemos encontrado pruebas de un flujo genético específico de Europa, es el mismo también para el este de Asia y Papua Nueva Guinea. Eso indica que tuvo lugar antes de la divergencia de esas poblaciones y la explicación más sencilla es que ocurriera en Oriente Medio o el Norte de África hace entre 45.000 y 60.009 años”.

S.P.: “Dejaré que otros decidan si se puede seguir considerando a los humanos modernos y a los neandertales como dos especies separadas, lo que mostramos es que su hibridación era biológicamente posible”.

S.P.:“Los neandertales eran algo más diferentes de los humanos de lo somos entre nosotros las personas de hoy en día, pero no mucho”.

D.R.: “Hemos estudiado el cromosoma X para buscar pruebas de si el flujo genético se produjo de hombres a mujeres o de mujeres a hombres, pero no hemos encontrado evidencias de ello. Quizá podamos verlo cuando analicemos el genoma con una mayor resolución”.

S.P.: “Por supuesto, es perfectamente posible que, aún dentro de África, hubiera formas arcaicas que no conocemos aún y que hayan aportado su contribución a los africanos actuales”.

S.P.: “El coste del proyecto hasta ahora está en el orden de los 2 o 3 millones de euros”.

D.R.: “Que no hayamos detectado flujo genético de neandertales específicamente en la población europea, cuando sabemos que los neandertales y los humanos modernos convivieron en Europa, ni hayamos detectado otro tipo de flujo genético en los neandertales no quiere decir que estos no se hayan producido. Sólo significa que no tenemos la capacidad estadística necesaria para detectarlos”.

S.P.: En cuanto a la relación de esas hibridaciones con las supuestas diferencias entre razas actuales: “Cuando uno quiere presentar los datos genéticos con una cierta perspectiva racista, siempre encuentra argumentos para hacerlo. (...) Pero yo creo que no hay absolutamente ninguna evidencia que relacione estos datos con algún tipo de ventaja de un grupo sobre otro”.

S.P.: Respecto a la posibilidad de que hayamos heredado el tono rojo de pelo de los neandertales: “Puede que ciertos rasgos de nuestro aspecto tengan que ver con los neandertales, pero aún no sabemos qué. En cuanto al pelo rojo, un estudio anterior de otro grupo de nuestro instituto encontró una variante en un gen que podría dar lugar a ese tono, pero es una variante distinta de la que causa el pelo rojo en Europa hoy en día. Y en los restos que hemos examinado no aparecía la variante que se veía en ese estudio, por tanto no la tenían todos los neandertales.”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ciencia