Un submarino para ponerse

Se llama Exosuit y ha sido creado por la empresa canadiense Nuytco para sumergirse a 300 metros de profundidad.

image

Su próxima gran misión será en septiembre, cuando examine el pecio de un barco romano sumergido cerca de la isla de Anticitera, a 120 metros de profundidad entre Creta y el Peloponeso. Para conseguirlo, será propulsado por cuatro motores de gran potencia y dotado con un sistema de autonomía que permitirá a su conductor pasar hasta 50 horas sumergido. Desde dentro, igual que hacen los astronautas con su traje espacial, el piloto/buzo podrá moverse entre las ruinas del barco gracias a unos pies dirigibles que le otorgan movilidad, un cristal a prueba de presión que le dejará ver por dónde va y unas pinzas prensiles que le permitirán tomar muestras. “Son como los palillos. La primera vez que los usas te llenas de comida, y poco a poco te vuelves más habilidoso”, asegura uno de sus creadores. Además, una conexión de fibra óptica permite al piloto, enviar la información obtenida y pedir ayuda en caso de emergencia.

DATOS:

300 metros de profundidad. Es el límite de inmersión segura dentro de este traje.

1,5 millones de dólares le ha costado la fabricación del Exosuit a Nuytco Research.

245 kilogramos. Es el peso de este traje, aunque dentro del agua sea imperceptible.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Así funciona el traje

1.- Conexión de fibra óptica. Da al buzo la posibilidad de comunicarse, enviar vídeos a la superficie y monitorizar sus niveles de oxígeno y presión.

2.- Ventana con forma de lágrima. Permite al piloto ver claramente a la altura del pecho.

3.- Cuatro propulsores de agua de 1,6 CV de potencia lo mueven.

4.- Potentes luces led

5.- Sistema de oxígeno que permite inmersiones de varias horas, con un máximo de 50 horas de soporte vital.

6.- Apertura en el torso. El Exosuit se abre a la altura del torso, lo que permite al piloto entrar y salir.

7.- Pinzas prensiles. Dispositivos de agarre que permiten al buzo, por ejemplo, hacer fotos de la vida marina.

8.- Articulaciones rotatorias. 18 en total, que aportan flexibilidad al piloto para poder examinar y recolectar las muestras que sean necesarias.

9.- Almohadillas de pie. Sensibles a la presión, permiten al piloto controlar los propulsores y moverse hacia la derecha, la izquierda, arriba, abajo, delante y detrás.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En las cloacas

Durante los últimas meses, el Exosuit ha sido utilizado para tareas de supervisión por la compañía de aguas residuales de Nueva York y ha sido expuesto en el Museo de Ciencias Naturales de la ciudad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Por delante y por detrás

Gracias a su novedosa tecnología, el Exosuit Atmospheric Diving System (ADS) mantiene la presión en cabina y permite una gran movilidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades