Mark Zuckerberg pide perdón, ¿conseguirá Facebook recuperar la confianza de los usuarios?

Tras 5 días de silencio, el CEO de la compañía se ha visto obligado a pedir disculpas por la evidente situación de crisis en la red social tras el robo de más de 50 millones de cuentas

“Siento mucho que haya pasado esto”. Con estas palabras ha querido mostrar sus más sinceras disculpas por el escándalo que estos días ha sumido a la empresa en una de las mayores crisis de Facebook en años. Tras 5 días de puro silencio y perdidas multimillonarias en Bolsa, Zuckerberg ha decidido limpiar la imagen de la empresa reconociendo la parte de la responsabilidad que le toca asumir dentro de este proceso. Lo hizo en una entrevista en la cadena CNN, donde trató de explicar lo sucedido con relación a sus “colaboraciones” con la empresa británica “Cambridge Analytica” .

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Unas horas antes, ya había compartido en su perfil de Facebook cuál era la posición que iba a tomar la compañía con respecto a lo que estaba sucediendo y en sus primeras líneas reflejaba su pesar por el robo de información de más de 50 millones de perfiles de la red social: “Tenemos una gran responsabilidad a la hora de proteger vuestra información, y si no podemos cumplirlo, entonces no merecemos el poder serviros”. Tras este paso en falso, asegura que están trabajando para que una situación no vuelva a pasar nunca más y menos con intención de usarla con fines políticos (se cree que se usaron para aupar a Trump a la Casa Blanca).

Está seguro de poder defender a la empresa, incluso de tener que hablar frente al Congreso si fuera necesario. Pero reconoce que hay más gente dentro de la empresa que está mucho más al día de los pormenores y que podrían dar una mejor respuesta a las tantas dudas que surgen a propósito del escándalo.

¿Cómo va a luchar Facebook contra el robo de información?

Asegura que bloqueará el acceso a aquellos desarrolladores de aplicaciones que no acepten ser auditadas en caso de que sea necesario; no podrán acceder a información del usuario si este ya no usa la app desde hace más de 3 meses; por último, los datos que puedan conseguir de los perfiles se limitarán al nombre, la foto de perfil y el email. En caso de que se quisiera tener acceso a más datos, Facebook les obligará a la firma de un contrato y a tener el consentimiento del usuario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Según Facebook, este robo de información era de sobra conocido desde hace dos años, pero que no se había dicho nada por no alarmar. Algo que tuvieron que hacer el pasado viernes (¿justo el día anterior de que saltara el escándalo?).

Por el momento, este se trata de un ligero lavado de cara, pero aún quedan mucha suciedad por eliminar. ¿Serán capaces de recuperar la confianza de la gente y de los inversores?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades