La cámara instantánea se reinventa

Se llama Impossible I-1 y es una cámara instantánea, como las viejas Polaroid, pero dotada con la última tecnología.

Para empezar, incorpora un flash anular compuesto por: cuatro LED difusos, que “llenan” la escena de luz más suave y son perfectos para hacer retratos; ocho focos LED normales que proporcionan un gran alcance de luz; un fotómetro y telémetro, para medir luz y distancia y seleccionar el enfoque, tiempo de exposición y apertura adecuados y, por último, dos emisores de luz infrarroja. También cuenta con un visor desmontable y plegable y Bluetooth 4.0 para conectarse a su aplicación.

Con ella podrás seleccionar varias opciones como la velocidad de obturación, diafragma, potencia del flash, disparador remoto, temporizador, etc. Por último, la foto instantánea sale a través de unos rodillos cuyo motor está en la carcasa de la cámara (en la antigua estaba en la película, lo que encarecía mucho los recambios) y que rompe unas cápsulas de pasta que desencadenan una reacción química responsable del revelado de la imagen. Tiene un precio de 299€.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades