Aquí sí que hay tomate

Lo que tiene interés público o las fotos de la familia, todo tiene cabida en internet.

Pero el límite entre lo que interesa a la opinión pública y lo que no es muy fino. Basta con que un profesor cuelgue la foto de un alumno suyo en su blog, lo vean sus contactos, a éstos les parezca muy graciosa y se lo envíen a sus contactos. Esto es lo que le ocurrió a Qian Zhijun, un joven de prominentes mofletes. Las composiciones y fotomontajes con su cara pueden verse en www.33reasons.com, es decir, 33 razones por las que no colgar tu foto en Internet. Hoy, resignado, tiene su propia web: www.xiaopang.cn. Peor, en cambio, es la imagen que toda España tiene de “la pija borracha con algo blanco en la cabeza” (¿semen?), una chica a quien la Guardia Civil paró en un control de alcoholemia. Cuatro lo grabó para Callejeros y se ha convertido en un clásico de Youtube. Lo mismo ocurre con el conocido como “niño loco alemán”. Su actuación ante la cámara da verdadero miedo: desesperado porque no puede hacer funcionar su juego en el ordenador, grita desgañitado y da golpes a todo lo que encuentra. Y es que, aunque no quieras, como alguien en internet decida lanzarte al estrellato no habrá quien lo frene. Le ocurrió a Allison Stokke, saltadora con pértiga estadounidense. Consagrada al deporte, cuando quiso darse cuenta, había cientos de entradas sobre ella en Google y ¡hasta un club de fans! Quizá
así, cuando deje el deporte, pueda dedicarse a la moda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tecnología