Cómo mejorar tu curriculum

Cambiar de trabajo con dos folios

image
Y, sin mucho escándalo, inflarlo un poquito...

Qué cosas evitar

Ni una sola falta de ortografía.

Introducciones largas; mejor, directo al grano de tus méritos.

No mandes el mismo CV a todas partes, sino adaptado al puesto concreto al que optas.

No uses plantillas predeterminadas de procesadores de texto, sino un diseño propio y único.

Haz algo un poco llamativo, aunque mejor no exagerar con iconos y colores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Amplifica la verdad, pero no te pases, porque puedes decepcionar si piden muchos detalles.

Tus habilidades

Concreta los datos: cuánto has hecho, en cuántos años…

Señala fácilmente los puntos importantes. Un CV se mira por encima, hay que guiar su vista.

La brevedad

Emplea párrafos-lista, mejor que enumeraciones con comas.

Pon términos clave y jerga. A veces, los CV los revisa una máquina.

Cíñete a dos folios, pero en el primero pon todo lo más importante.

Resume al máximo: solo detalles útiles para el puesto.

Quita las menciones a tus aficiones personales y otras habilidades.

Compruébalo bien todo

Pide a otras personas que lean tu currículo, para hallar frases mal hechas, cosas que no se entienden, carencias y faltas de ortografía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos