Una nueva investigación desvela que el 40% de las mujeres puede estar equivocada respecto al tipo de cuerpo que cree tener 

Los investigadores advierten que basta con un error de 1 cm en las medidas de tu cuerpo para que tu modelo no sea el que siempre has pensado

Reloj de arena, pera, rectángulo,  óvalo, cuerpo redondo, triángulo invertido… Estas son las formas populares en las que se encasilla cada mujer cuando se pone en manos de una personal shopper. La idea es que según el tipo de cuerpo que tengas, te queda mejor una ropa u otra. Así que ya están lanzados los biquinis para cada tipo de cuerpo, los pantalones vaqueros para cada tipo de cuerpo, e incluso dietas adaptadas para cada tipo de cuerpo.

Lo llamativo de una nueva investigación es que han encontrado que basta con un error de sólo un centímetro en una de las medidas, para que tu tipo de cuerpo no sea exactamente el que siempre has creído que era.

Podría afectar a un 40% de las mujeres

Hay nueve clasificaciones «oficiales» de la forma del cuerpo femenino. Sin embargo, una nueva investigación muestra que solo mover la cinta métrica 1 cm podría cambiar al 40% de las mujeres de un tipo de cuerpo a otro diferente, dando resultados contradictorios.
Dependiendo de cómo se mida a alguien, la forma de pera, también se puede considerar como  forma de reloj de arena inferior.

Del mismo modo, un triángulo se puede reinterpretar como un rectángulo.
El doctor  Christopher J. Parker, de la Universidad de Loughborough, autor principal de la investigación, lo explica así:

“Hasta ahora, la ciencia no conocía el impacto que tienen las diferentes formas de tomar una medida corporal en la clasificación de la forma del cuerpo de una mujer. Los expertos en moda  y salud a menudo utilizan la forma del cuerpo de las mujeres como base para sus elecciones de estilo. Sin embargo, “si una mujer quiere seguir este consejo, para elegir el estilo ‘correcto’ o tomar la dieta adecuada, la clasificación debe ser veraz. Nuestra investigación  ha desvelado que en muchas ocasiones no es así”

«Necesitamos entender si el cuerpo de una mujer puede clasificarse en más de una forma corporal simplemente tomando una medida ligeramente diferente, por ejemplo, moviendo la cinta métrica 1 cm hacia arriba cuando se mide la cintura».
El estudio, en colaboración con la Universidad de Manchester y la Universidad Metropolitana de Manchester, midió a 1.679 mujeres utilizando tres direcciones de ubicación de medición ampliamente utilizadas.

Los investigadores encontraron que los pequeños cambios en la ubicación de las medidas colocan al 40% de las mujeres en formas corporales diferentes y no compatibles cuando buscan clasificar objetivamente la forma corporal.

«Un estilista podría dar sugerencias sorprendentes para un cuerpo con forma de  ‘pera'», explica el Dr. Parker. “Pero si una mujer se mide a sí misma usando partes ligeramente diferentes de su cuerpo, entonces puede que esté siguiendo las pautas para un cuerpo con forma de ‘reloj de arena inferior’  y esté equivocada.

«Tal vez todo lo que sabemos sobre la forma del cuerpo de la mujer esté equivocado».

“Descubrir cuán precisos deben ser los expertos al decirles a las personas cómo medir y clasificar su cuerpo puede ayudar a que las guías de estilo sean más fáciles de seguir en casa”, añade el experto.
Además de tener implicaciones para la moda y el estilo, la investigación también significa que los científicos, los diseñadores (que no sean de ropa) y los grupos internacionales de salud deben cuestionar si los sistemas de clasificación de la forma del cuerpo que utilizan son adecuados para su propósito. El Dr. Parker agrega: «Tal vez todo lo que sabemos sobre la forma del cuerpo de la mujer esté equivocado».