¿Es posible desintoxicarse de las nuevas tecnologías en tan solo 8 días?

Data Detox es un programa creado por las organizaciones sin ánimo de lucro Mozilla y Tactical Tech que pretende mostrarnos los peligros del uso compulsivo de Internet

Londres ha acogido estas pasadas dos semanas un proyecto callejero denominado The Glass Room con el que pretendía llamar la atención sobre cómo se trata nuestra información personal en la Red y el cuidado que debemos tener a la hora de usar las aplicaciones de nuestros móviles.

El hecho de que estas nuevas tecnologías se encuentren en nuestra vida diaria y que las usen millones de personas no indica que debamos confiar en ellas al 100%, por lo que es necesario dar un paso atrás y ver con perspectiva lo que sucede. Los creadores del proyecto aseguran que en menos de media hora, durante el curso de 8 días, la gente podrá ‘adelgazar’ su hinchazón de datos con pasos sencillos que ayuden a la gente a pensar diferente sobre la recopilación de información en la Red.

Si sientes que tu "yo digital" está fuera de control, que no paras de añadir a tu móvil nuevas aplicaciones, aceptando términos sin llegar a leer las condiciones o creando un sinfín de cuentas que ni siquiera recuerdas, este plan es para ti. Estos son los pasos, pero si quieres ponerlo en práctica, pincha aquí

Publicidad - Sigue leyendo debajo
DESCUBRIMIENTO

Seguro que muchos lo habéis hecho alguna vez: escribir vuestro nombre en un buscador de Internet para saber qué se dice de ti en las redes o (no nos engañemos) saber si lo que sale no es la mejor imagen que te gustaría dar de tu persona. Este es, esencialmente, el primer paso que debes dar en este programa, pero antes piden una recomendación, que salgas de todas las aplicaciones que tengas abiertas en el ordenador y que borres el historial y las cookies del explorador desde “el inicio de los tiempos”. De esta manera, podrás buscar lo que la Red dice de ti sin condicionamientos. 

The Glass Room recomienda empezar con Google y seguir con otras como DuckDuckGo o Startpage (las cuales aseguran no recopilar información sobre tu persona para luego compartirla. Además, tampoco hacen búsquedas personalizadas). Es bueno que hagas búsquedas por imagen de antiguos perfiles y, poco a poco, comprobar si eres capaz de borrar todo aquello que no quieres que aparezca. 

¿Sabes que hay un archivo de Internet? En The Wayback Machine puedes buscarte en las más de 308 billones de capturas de pantalla de la historia de la Red. 

Fuente imagen: Ramon Paris / Mozilla / Tactical Tech Collective

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
TODO EN SU SITIO

¿Es Google tu mejor amigo? Si para cada una de las dudas que tienes usas el mismo buscador, tienes tu correo en Gmail, para desplazarte siempre utilizas el GPS de la compañía, compartes documentos e incluso los editas online dentro de la plataforma, ves vídeos de youtube… estás dando a Google mucha información que les permite saber quién eres, qué te gusta, por dónde te mueves y qué marcas quieres comprar. 

Puedes comprobar toda esta información en "Mi Actividad" y decidir qué actividad quieres eliminar. También es recomendable que compruebes los términos de privacidad y permisos sobre tu información en la Red dentro de las aplicaciones (muchas veces, no leerlas supone aceptar condiciones que no podías ni imaginar). 

Fuente imagen: Ramon Paris / Mozilla / Tactical Tech Collective
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
MI 'YO SOCIAL'

¿Cuántas cuentas tienes abiertas en diferentes Redes Sociales? ¿Cuántas de ellas ni siquiera ya usas? Es bueno que revises todo aquello que almacenas en tus principales redes como Instagram, Twitter, Linkedin o Facebook. Centrémonos, por ejemplo, en esta última

Un ejemplo que recomiendan es usar la herramienta para Chrome “What Facebook Thinks You Like”, que te permite saber qué sabe de ti esta compañía con la información que compartes.

Una vez lo hayas hecho es bueno saber qué información estás compartiendo de forma pública con otros usuarios a través de estas cuentas y la manera en la que permites a los buscadores que te encuentren: via mail, número de teléfono… Así que, entra en los términos de privacidad de tu Facebook para poder seleccionar aquello que quieras que se vea y lo que no.

Otra recomendación es eliminar antigua actividad que ya no sea útil dentro de la Red. Borra al menos 5 fotos, 10 comentarios y 15 posts que no tengan sentido ya dentro de tu “timeline”, verás cómo no se acaba el mundo. 

Fuente imagen: Ramon Paris / Mozilla / Tactical Tech Collective

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
SURFEANDO POR LA RED

Los rastreadores de información de compañías externas están detrás de las principales webs y Redes Sociales que usamos y sí, acaban recolectando una gran cantidad de información que usan en su beneficio: les encantan las páginas que visitamos, dónde clicamos, cuáles son nuestras búsquedas y desde dónde las hacemos.

Una forma de saber si tu explorador está evitando que te rastreen es el uso de la herramienta Panopticlick, la cual dará respuesta a estas preguntas: ¿evita que entren anuncios personalizados? ¿Bloquea a rastreadores externos? ¿Deja huella en la red aportando información de cómo es mi ordenador?

Una forma de protegerte es usar el “Modo incógnito” que ofrecen los exploradores. De esta manera, protegerás el historial de lo que busques a los ojos de quien quiera saber de ti. 

Fuente imagen: Ramon Paris / Mozilla / Tactical Tech Collective

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
CONECTADOS

Por mucho que se usen los ordenadores, son los smartphones los que ahora controlan un poco más nuestra vida. Estos se han convertido en una inmensa caja de sorpresas y si cayera en manos indeseadas, sería una fuente de información importante para usar en tu contra.

Ante la posibilidad de que nuestro móvil sea visible cuando buscamos WiFi en una cafetería o en una red abierta en la ciudad, ten cuidado de que no aparezca tu nombre o información que no desees. Cualquier dato puede ser útil para quien se encarga de rastrear esa información y puedes ayudarle a que entre en tu móvil de forma sencilla.

Y algo que se recomienda en muchas ocasiones: si no usas el WiFi y el Bluetooth en algunos momentos del día, mejor déjalos apagados. Algo que también puedes aplicar a “TU UBICACIÓN”, que no tiene por qué estar constantemente activo (¿no te sientes perseguido cuando Google te sugiere que opines sobre el bar o el restaurante en el que estás comiendo o bebiendo una cerveza, cuando no le has dicho a nadie que has estado allí?). 

Fuente imagen: Ramon Paris / Mozilla / Tactical Tech Collective

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
LIMPIEZA GENERAL

Para qué vamos a negarlo, tenemos demasiadas aplicaciones. En este paso, el programa de desintoxicación pide que elimines aquellas Apps que ya no usas o que no tiene sentido que tengas en el móvil. Para que te hagas a una idea: si tienes entre 40 o más de 80 aplicaciones estás exponiendo tu información al mundo con una mayor intensidad.

Para saber si necesitas o no esas aplicaciones, pregúntate: ¿realmente la necesito? ¿Qué información tienen de mí? ¿Quién está detrás de esta App? ¿Hay alguna alternativa más segura? ¿Te reporta algún beneficio?

Fuente imagen: Ramon Paris / Mozilla / Tactical Tech Collective

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿CÓMO CREEN QUE SOY?

En este punto, puedes investigar cómo crees que te ven como usuario plataformas tan importantes como Google, y qué tipo de uso hacen de esa información, como por ejemplo, hacer anuncios personalizados: ¿no te ha ocurrido que estás planeando una fiesta de cumpleaños y que con solo haber visitado una tienda de disfraces comienzan a aparecerte anuncios sobre dónde puedes preparar fiestas temáticas o comprar artículos y regalos? ¿Has buscado información sobre un viaje en crucero y de repente aparecen ofertas de compañías aéreas o descuentos de autobuses hacia la zona donde quieres ir?

Da miedo cómo pueden usar esta información y cómo se pueden transformar los anuncios sobre un mismo tema, solo por la información que compartes en la Red: quizá si tienes un estilo de vida más alto, te interese comprar unas joyas más caras y no disfrutar de descuentos en un centro comercial. 

Fuente imagen: Ramon Paris / Mozilla / Tactical Tech Collective

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
CREANDO UN NUEVO 'YO DIGITAL'

En este último paso, The Glass Room espera de ti que mantengas una sana relación con las Redes Sociales y con el mundo virtual en general, teniendo en cuenta todo lo aprendido en el proceso. Por ello, piden al usuario que creen un plan de seguimiento que le pueda funcionar, con objetivos claros y aplicando lo aprendido, porque si no, el hinchazón de información podría volver a explotarte en la cara. 

Fuente imagen: Ramon Paris / Mozilla / Tactical Tech Collective

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Fotoimpactos