¿Qué es el Whitewashing? Actores blancos que interpretan a personajes de otras razas

Cada vez más intérpretes rechazan esa práctica. El último caso es el de Ed Skrein

image

A Ed Skrein (en la foto) se le conoce principalmente por su trabajo en la serie Juego de tronos y por haber sido el villano de Deadpool. Pero, ahora, este actor británico vuelve a ser noticia por haber abandonado el rodaje de la nueva película de Hellboy. ¿El motivo? Negarse a interpretar a un personaje que en el cómic original es oriental. Ed considera que es injusto y vejatorio que no lo haga un actor asiático.

La práctica de que intérpretes blancos encarnen a personajes de otras razas recibe el nombre de whitewashing, y es tan vieja como el propio cine. En el pasado podía ser más o menos comprensible por motivos económicos, ya que para Hollywood resultaba más rentable contratar a un actor blanco famoso y caracterizarlo, que fichar a un intérprete de otro país y de otra etnia, pero desconocido para el gran público.

Pero, a partir de los años 60, el cine de otros lugares que no fuera Hollywood comenzó a acceder a más mercados, lo que motivó también que muchos actores japoneses, chinos, indios o de países árabes comenzaran también a hacerse más populares. Eso conllevó que la práctica del whitewashing fuera cada vez menos justificable y resultase más ridícula. Pese a ello nunca ha dejado de practicarse, y en el cine actual seguimos teniendo ejemplos, como el de Scarlett Johansson en Ghost in the shell, donde daba vida a un personaje que originalmente era oriental.

Paralelamente, también ha surgido la corriente contraria, el blackwashing, consistente en cambiar de raza a personajes que originalmente eran blancos, para que los interpreten actores afroamericanos. Y un buen ejemplo de ello lo hemos tenido recientemente con las noticias de que el carismático Idris Elba podría ser el próximo James Bond.

En esta galería os ofrecemos algunos famosos ejemplos de whitewashing, y uno de blackwashing.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Marlon Brando

El legendario actor siempre fue aficionado a caracterizarse como personajes de otras razas. En La casa de te en la luna de agosto interpretó a un pícaro japonés, pero años antes ya había dado vida al revolucionario mexicano Emiliano Zapata. 

Johnny Depp

En El llanero solitario encarnó a Tonto, el piel roja compañero de aventuras del héroe enmascarado. Su elección provocó numerosas críticas de la comunidad de nativos americanos.

Al Johnson

Probablemente, el orígen del whitewashing se encuentre en los espectáculos de minstrel, un género del teatro variedades que fue muy popular en Estados Unidos a finales del siglo XIX y principios del XX.

Estos espectáculos generalmente estaban protagonizados por actores y cantantes blancos, que actuaban con la cara tiznada, como si fueran negros caricaturescos.

El más famoso de ellos fue Al Johnson, quien protagonizaría El cantor del jazz, la primera película sonora de la historia del cine.

Scarlett Johansson

En Ghost in the shell interpretaba a la mayor Motoko Kusanagi, un personaje que en el cómic original era japonés.

Micket Rooney

Interpretó a Mr. Yunioshi, el atribulado vecino japonés de Audrey Hepburn,  en Desayuno con diamantes.

Alec Guinness

En Pasaje a la India el gran actor británico dio vida a un sabio hindú.

Rex Harrison

Encarnó a un monarca tailandés en Ana y el rey de Siam.

Will Smith

Dio vida al agente Jim West en la adaptación cinematográfica de la mítica serie de televisión  Wild wild west. Pero, originalmente, el personaje era blanco, y lo encarnaba Robert Conrad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades