Un ordenador elige los mejores cuadros de la historia

Tras examinar 62.000 cuadros

image

¿El arte es subjetivo u objetivo? Investigadores de la universidad de Rutgers han creado un algoritmo para elegir las posibles mejores pinturas de toda la historia del arte, tenineo en cuenta factores como su creatividad y la influencia que han tenido en otros artistas. Luego, un ordenador examinó 62.000 cuadros de diferentes estilos y épocas y eligió cinco pinturas que os mostramos en la siguiente galería. Evidentemente, la selección es todo lo discutible que uno quiera. Pero tengamos en cuenta que se trata tan solo del criterio de una máquina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
El grito, de Edward Munch

Una de las cuatro versiones que el artista hizo de esta obra. Todas ellas muestran una figura andrógina en primer plano, que simboliza a un hombre moderno en un momento de profunda angustia y desesperación existencial. El paisaje del fondo es la ciudad de Oslo.

Pajares, de Monet

Pintura impresionista que forma parte de una serie de veinticinco lienzos, cuya temática son pajares bañados por la luz a diferentes horas del día y en distintas estaciones.

Frutas, de Roy Lichtenstein

Una de las cumbres del pop art, influenciada por las técnicas del diseño y del mundo de los cómics.

La corte de los Gonzaga, de Andrea de Mantegna

Una representación de la familia más poderosa de Mantua y que encargó este fresco. Están presentes todos los miembros de la familia, niños incluidos. Todos se encuentran en una loggia o pasillo abierto al aire libre, adornado con vegetación y bajo un cielo azul. Llevan sus mejores galas y destacan, de entre todas, las figuras el Duque, rodeado de sus consejeros, y su esposa, la auténtica efigie de la matriarca, a quien acuden los niños y los miembros más jóvenes de la familia. Bajo el asiento del Duque, un perro simboliza la fidelidad de la Corte hacia su dueño y señor.

Vista de Delft, de Vermeer

Vermeer realizó este cuadro  con la ayuda de un telescopio invertido. El lienzo transmite un efecto óptico poco habitual en la pintura del siglo XVII.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades