Mesa para dos, hecha con tus manitas

Con material reciclado puedes decorar un rincón de tu casa

Encontramos esta mesa en un libro de Popular Mechanics de 1939. Nos gustó, pero decidimos modernizarla un poco; por ejemplo, con contornos en la parte superior, y reducir su tamaño para adaptarla mejor al estilo de vida actual. El resultado: un rincón ideal para compartir unas copas o una comida informal entre dos. Además, puedes construirla en un solo día. Para darle un aspecto más actual, te recomendamos usar madera de cedro secada al horno para la estructura de sujeción, y forrar con madera dura el contrachapado de nogal.

Herramientas: Sierras: ingletadora, de mesa con hojas tipo dado, circular, de calar, perfiladora / taladro avellanado Nº 8 / pinzas / taladro inalámbrico / clavadora de acabado / broca perfiladora de corte / Plantilla para agujeros Kreg Jig / lijadora

Lista de la compra

4 listones de madera 4 x 9 x 244 cm 1 plancha 2 x 122 x 244 cm de Madera dura de 25 mm de espesor 12 tornillos madera Ø 8 x 30 mm 6 tornillos madera Ø 8 x 50 mm 10 tornillos madera Ø 8 x 60 mm 14 tornillos madera Ø 8 x 75 mm  Clavos de acabado 25 mm largo 30 embellecedores madera Ø 10 mm Cola para madera PVA

Traducción: Pilar Gil Villar

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesa

Empieza por cortar el tablero de madera según la lista de materiales y sigue con el resto de piezas, siempre de mayor (el faldón y el apoyo horizontal) a menor longitud (el apoyo vertical).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Patas

Usa el taladro avellanado para marcar cuatro orificios en cada pata, dos a 2 cm del borde superior y de cada borde lateral. Los otros dos a 17 cm del extremo inferior y a 2 cm de los bordes laterales

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Crucetas

Fija las patas a las crucetas e introduce un tornillo de 7,5 cm en cada orificio

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lateral

En el apoyo lateral, marca dos mortajas de 4 cm de ancho por 4,5 cm de profundidad, situadas a 45,5 cm de cada extremo, y córtalas con la caladora

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Soportes

Corta una espiga de 4 cm de largo y 4,5 cm de ancho en cada soporte vertical que encaje con las mortajas. En el otro extremo de cada soporte vertical, usa una sierra con hoja tipo dado para hacer una ranura de 2 cm de profundidad y 9 cm de largo

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Encaje

Abre otra ranura igual en cada soporte de la mesa para hacer un machihembrado

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tornillos

En el extremo opuesto de estas piezas, realiza cortes en 45º y a 2,5 cm del borde superior. Después pega con cola las piezas de la estructura de soporte de la mesa en ángulos rectos y fíjalas con cuatro tornillos de 3 cm a distancias iguales

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Faldones

Encola las espigas de los soportes verticales de la mesa e insértalas en las mortajas del apoyo vertical. Sujétalas con pinzas y fíjalas con tornillos de 7,5 cm. Para añadir el faldón, encola su borde y luego introduce seis tornillos de 7,5 cm por la parte superior del soporte vertical con 30 cm de separación entre ellas y de forma que queden ocultas por los bancos. Suma las patas al conjunto con cuatro tornillos de 60 mm a través del faldón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A perfilar

Usa la sierra circular para quitar las esquinas del tablero (ten en cuenta que si vas a forrar los bordes, tendrás que añadir 2 cm a cada medida). Ayúdate de una guía de corte y de cinta para que la superficie no se astille

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Añade los bancos

Para lucir los bordes, corta la madera dura con la ingletadora en tiras de 1 cm. Encólalas y clávalas, dejando que sobresalgan un poco de la superficie. Cuando se hayan secado, recorta el sobrante con la perfiladora.
Para colocar los bancos, sujétalos con sargentas a las patas e introduce tres tornillos de 5 cm por el soporte horizontal hasta que lleguen a la parte inferior del banco. Pero ten cuidado para que las puntas no atraviesen la superficie del banco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Coloca la cubierta

Une el tablero de conglomerado con tornillos de 3 cm. Con una Kreg Jig, haz dos orificios en la parte interior de cada soporte de la mesa, previamente sujetos con sargentas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Abrillanta y... lista

Rellena con un poco de cola todos los orificios que hayan quedado visibles y tápalos con embellecedores de madera. Cuando la cola esté seca, alísalos con la perfiladora, lija la mesa con papel de lija 120 primero y 180 después. Luego, aplica dos capas de poliuretano transparente, lijando entre una capa y otra.
Y ahora, a cenar en compañía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades