7 armas que conquistaron el salvaje oeste

Del colt 45 al winchester 73

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Carabina Sharp

En los westerns que no están muy bien documentados (no ocurre así en los de John Ford) puede verse a los soldados de caballería usando winchesters. Pero esa imagen está completamente alejada de la realidad. Porque el auténtico rifle de la caballería americana fue esta carabina de un solo tiro.

Fue usada también por los cazadores de búfalos, quienes demostraron además su eficacia en la lucha contra los indios, al enfrentarse a ellos en la batalla de Adobe Walls.

El ejército comenzó a usarla durante la guerra civil (la empleaban ambos bandos), y la mantuvo en servicio durante la mayor parte de las guerras indias. Era un arma de gran precisión pero tenía un terrible defecto: Tras superar la docena de disparos en un corto período de tiempo, existía el riesgo de que se calentase de tal manera que el casquillo de la bala se derretía inutilizándola, y había que extraerlo manualmente con la punta de un cuchillo. Por ese motivo, acabó siendo sustituída por un modelo más avanzado de carabina, la Spencer.

Rifle Henry

El primer fusil de repetición y con cerrojo que llegó al oeste, y que posteriormente evolucionaría hasta convertirse en el mítico Winchester. Algunos modelos podían llegar a disparar hasta veintiocho balas seguidas, lo que hizo que se convirtiera en un arma muy popular entre los soldados de la Unión durante la guerra de secesión. Eran muchos los militares que ahorraban de su paga para comprarse uno, con la esperanza de que este arma casi mágica les ayudaría a sobrevivir a la sangrienta contienda. El Henry causó tanto impacto entre las tropas confederadas, armadas con añejos fusiles de avancarga, que los sudistas se referían a él con la expresión: "ese malldito rifle que los yankis cargan el domingo y con el que disparan durante toda la semana".

Derringer

La legendaria pistola de los tahúres del Mississippi. Un arma de bolsillo que podía camuflarse fácilmente en la manga de una chaqueta. Se trataba de una pistola de pequeño calibre que originalmente solo podía disparar una bala, aunque posteriormente la casa Remington dobló su capacidad de fuego añadiéndole un segundo cañón. Para que fuera mortalmente efectiva, este arma debía dispararse casi a quemarropa, tal y como hizo John Wilkies Bootth, quien asesinó a Abraham Lincoln disparándole con un derringer en la nuca.

Winchester

El más célebre de todos los fusiles empleados durante la conquista del oeste. Fue fabricado por el empresario Oliver Winchester, y se trataba de un modelo más evolucionado del rifle Henry. El primer modelo podía disparar solo 15 cartuchos, menos que el Henry, pero estos eran de calibre 44-40, mucho más potente, por lo que su capacidad mortífera se multiplicaba.

Colt Dragoon

¿Recuerdan los dos enormes pistolones que Clint Eastwood blandía como si tal cosa en la magnífica El fuera de la ley (1976) Pues se trataba de dos Colts Dragoon. Casi nada.

Este revolver fue fabricado para la caballería de los Estados Unidos y entró en servicio en la guerra contra México, aunque fue durante la guerra de secesión cuando su uso se hizo más general.

Era un arma de gran tamaño por lo que era más cómoda dispararla empuñándola con las dos manos para evitar el retroceso.

El bandido californiano Joaquín Murrieta lo usaba, y también Wild Bill Hickock en sus primeros años de correrías por el salvaje oeste.

Colt 45

También llamado The Peacemaker (El Pacificador), fue el revolver más célebre de su tiempo. Con su inconfundible tambor y con una capacidad de seis tiros, fue fabricado para ser usado por el ejército de Estados Unidos, pero este arma rápidamente se extendió por todo el oeste. El hecho de que usara munición del mismo calibre que el Winchester 73, ayudó a popularizar su uso. El modelo de la foto era el más común, aunque hubo otros con el cañón más fino y largo. Ese fue por ejemplo el que utilizó Wyatt Earp. Curiosamente, este comisario raramente disparaba. De hecho solo mató a cuatro hombres a lo largo de su dilatada trayectoria como sheriif y pistolero. Por el contario, prefería poner fuera de combate a sus enemigos acercándose a ellos y golpeándoles con el cañón del arma en la sien. Una táctica que recibía el nombre de "bisontear".

Revolver Schofiled

Otra pistola del calibro 45, en este caso fabricada por la casa Smith & Wesson. Su uso fue menos común que el del revolver colt, pero la Schofield ha pasado a la leyenda por ser el arma que utilizaba el general Custer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades