Dime cómo lo haces...

... y te diré a qué primate te pareces

La actividad sexual determina la fisiología de los primates, incluyendo la de los humanos. Si hay peleas por las hembras, los machos poseen mayor volumen corporal. Cuando se produce competencia espermática, los testículos y el pene tienen mayor tamaño. Además, esta actividad sexual separada de la reproducción hace que las hembras muestren una serie de caracteres externos que solo tienen como función incitar a la cópula, como pechos y traseros prominentes, y unos labios muy carnosos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Humano

Es capaz de aclimatarse a cualquier tipo de organización sexual. La vida en parejas más o menos estables es el tipo de convivencia más extendido entre la especid, lo que no excluye otros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bonobo

Estos simios forman grupos pacíficos e igualitarios que practican la cópula múltiple, entre numerosos machos y hembras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Chimpancé

Los machos se unen parar formar coaliciones, y las hembras se reparten entre los diversos grupos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gorila

El macho dominante del grupo controla a varias hembras a la vez. La cópula es polígama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Orangután

Se caracterizan por ser ejemplares solitarios y violentos. La cópula se realiza de manera dispersa y salvaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gibón

Los gibones son monógamos (una característica poco habitual entre los primates) y viven en grupos familiares que consisten de una pareja adulta y sus crías jóvenes. La familia vigilará su territorio y lo defenderá mediante fuertes aullidos que pueden resonar a través de kilómetros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades