Practicar sexo, un deporte de riesgo: ¿sabíais que 1 de cada 3 adultos sufre lesiones?

Las mujeres tienden a sufrir lesiones en el músculo piramidal o en la vagina, mientras que la mayoría de los hombres en la zona genital.

image
Credit: LELO

“Cariño, ¿por qué no probamos hoy una postura nueva? ¿Algo distinto a lo habitual?” Una pregunta inocente que puede acabar con nuestro gozo en un pozo, al terminar pasando la noche en urgencias por una lesión que no esperabas. Según el portal de contactos Meetville, una de cada tres personas puede acabar sufriendo una lesión al practicar sexo, y la marca de juguetes eróticos de lujo, LELO, ha hecho un repaso de las principales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desde un esguince, una dislocación, una rotura de un músculo o un hueso, golpes bruscos contra muebles o tras caerse de la cama... Estas, al menos, son evidentes, pero otras pueden aparecer al día siguiente de haber puesto en práctica todas las posturas del Kamasutra o alguna escenita de “50 sombras de Grey”: moratones, raspones, quemaduras (por la fricción contra superficies ásperas) o unos dolores de espalda y de piernas por una postura inconveniente. Pero ¿cuáles son las lesiones más habituales?

'El Misionero', ¿una postura de riesgo?

Ellas, a diferencia de ellos, tienen una mayor diversidad de lesiones sexuales debido a que tienen más zonas de su cuerpo expuestas a un estrés físico. Según los expertos de la compañía, las lumbares, la zona vaginal y determinados grupos musculares de la cintura y las piernas son las zonas que más sufren.

En su caso, por ejemplo, es muy habitual lesionarse el músculo piramidal: “Es el que se encuentra entre el sacro y la cabeza del fémur. Este puede dañarse si obligamos a trabajar más de lo común si se mantiene las piernas abiertas durante mucho tiempo”, apuntan desde LELO. Junto a esta, también podemos encontrar las lesiones de músculos vaginales, sobre todo, cuando se practica 'El Misionero': “Una de cada 4 lesiones sexuales se produce poniendo en juego esta postura. El hombre puede hacer movimientos bruscos que, unido a la falta de lubricación, puede dar lugar a pequeños desgarros”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El pene se puede romper

Sí, es una realidad y el principal foco de las lesiones que se pueden producir en hombres mientras practican sexo con su pareja: “Aproximadamente, la mirad de los casos en los que estas lesiones tienen lugar, se producen cuando la pareja se sitúa encima, ya que tiene una posición dominante”. Por otro lado, la masturbación es otra de las prácticas que más lesiones provoca: “Generalmente debido a que los hombres sobreestiman la fuerza de su propio pene”, concluyen desde LELO.

¿Y tú? ¿Has tenido que acudir al médico alguna vez por una “incidencia” en plena acción?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades