La generación Tinder es menos promiscua

Una nueva investigación descubre que las nuevas generaciones evitan más las conductas de riesgo que sus predecesores

Son muchos los que critican el "libertinaje" del que disfrutan nuestros jóvenes hoy en día, pero, curiosamente, según informa una nueva investigación publicada en la revista especializada Archives of Sexual Behavior,esta generación se caracteriza por ser notablemente menos promiscua que sus predecesoras.

Según los investigadores, muy a pesar de que existan herramientas de todo tipo para fomentar el ligoteo (como Tinder, Match, etc), la mayoría de personas que acuden a estas aplicaciones no buscan una relación esporádica.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores encuestaron a 27.000 personas de distintas generaciones. Entre los llamados "generación del milenio" (nacidos en la década de los 90), con edades comprendidas entre los 20 y 24 cuando se recogió la última oleada de datos, el 15% de ellos no había mantenido relaciones sexuales desde que cumplió los 18.

Los investigadores realizaron la misma pregunta a los bautizados como "generación X" (nacidos en la década de los gloriosos 60). En este caso, solo el 6% no había mantenido relaciones sexuales desde que cumplió la mayoría de edad. Según el doctor Sherman, autor principal del estudio, "la investigación contradice la idea de que los Millenials son el nexo que unen a nuestros jóvenes de hoy con aplicaciones que fomentan la promiscuidad. Además, hemos encontrado que estos no eran más promiscuos que sus predecesores".

Estos hallazgos concuerdan con otras investigaciones que afirman que los jóvenes de hoy tienen menos tendencia que las anteriores a tener sexo casual, así como evitar otras conductas de riesgo como un consumo excesivo de alcohol, drogas o caer en la criminalidad con otros asuntos. Además, las cifras oficiales publicadas a principios de este año en Inglaterra y Gales muestran quelos embarazos entre adolescentes se han reducido a la mitad desde que los medios de comunicación se convirtieron en un fenómeno global.

Fuente: telegraph.co.uk

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ser humano