¿Hay suficientes ambulancias durante los sanfermines?

Un estudio de la Universidad de Navarra asegura que la posibilidad de tener que usarlas todas es solo de una entre diez mil

Hay actividades en las que el riesgo cero no existe. Y los encierros de San Fermín es una de ellas. Pese a todo, dos investigadores de la Universidad de Navarra, han llegado a la conclusión de que las autoridades locales han sobredimensionado (aunque de forma bastante lógica por otra parte) el peligro inherente a esta fiesta.

Para llegar a esa conclusión, los dos profesores han utilizado una metodología conocida como Análisis Modal de Fallos y Efectos, y que es utilizada de forma habitual por el ejército para tratar de disminuir riesgos en el ámbito de la ingeniería militar.

Gracias a ella, los investigadores han llegado a la conclusión de que el ayuntamiento destina un número excesivo de ambulancias a los encierros de San Fermín. “El número de ambulancias disponibles esté sobredimensionado. Las probabilidades de necesitar todas las ambulancias son muy pequeñas, en el entorno de una entre 10.000, siempre que no haya eventos extraordinarios y la carrera evolucione de un modo normal”, explica Fermín Mallor, catedrático del Departamento de Estadística e Investigación Operativa de la UPNA, y uno de los autores de este estudio.

Aunque también especifica que es lógico que el ayuntamiento de la ciudad destine un número tan elevado de ambulancias, con el fin dar sensación de seguridad.

Respecto a la posibilidad de minimizar percances en los encierros, los investigadores enumeran tres focos de riesgo: el recorrido, los corredores y los toros. En los dos primeros es posible reducir el número de situaciones de peligro, procurando que el trazado de la carrera esté en las mejores condiciones, y concienciando a los corredores de que deben estar despejados y en buena forma física. Pero con respecto a los toros no se puede hacer nada, ya que sus imprevisibles reacciones aportarán siempre ese punto imprevisible y peligroso que caracteriza a esta fiesta.

Aunque, eso sí, los investigadores afirman que los toros también corren ciertos riesgos, ya que pueden lesionarse o astillarse sus astas. Aunque, para ellos no hay ambulancias disponibles.

Y para no perder de vista el peligro que hay inherente en los encierros de Pamplona, os dejamos este vídeo del que está considerado el más peligroso de la historia de los sanfermines: el de 1975.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades