¿Cuánto te costaría convertir tu casa en una piscina de bolas?

Estás a un paso de la diversión absoluta. Descubre cuántas pelotas necesitas para cambiar tu vida y cuánto te costaría 

image
Foto: Creative Commons | Flickr (Johann Dréo)

Las ventajas de tener una casa reconvertida a piscina de bolas son infinitas. Además de divertido, es una sencilla forma de evitar tareas aburridas, ya sea recoger la ropa que has ido acumulando toda la semana o limpiar veinte minutos antes de que llegue tu madre a hacer la visita semanal. Ver tantas pelotas le hará olvidar lo lentamente que mueves las tuyas. Eso sí, por razones sanitarias, es más que recomendable que el baño lo declares como 'zona libre de bolas', ya que puedes crear una situación terrible y convertir este magnífico plan en una asquerosa pesadilla.

Una vez hemos concretado qué zonas vamos a cubrir, lo siguiente es saber cuántas pelotas necesitamos para llevar a cabo la hazaña. El primer dato que precisamos es el tamaño de la vivienda. Supongamos que tiene 80 m2 restando el cuarto de baño (soñar en nuestro piso de 25 m2 es gratis). Ahora, el siguiente paso sería averiguar el precio de las bolas de colores. Tomando como referencia que 100 cuestan 14,95 €, sabremos que el precio de la unidad es de 0,15 € (redondeando).

Para continuar, recurriremos a una original herramienta inspirada por un cómic de XKCD y creada por el equipo dechiliahedron.com (también la tienes disponible en metros) que, valiéndose de una conocida fórmula, nos dará el dato que buscamos.

El primer campo que nos pide rellenar es el packing efficiency, que viene a ser la eficiencia con la que colocarán las bolas en nuestro piso. Es un dato empírico, ya que como nuestra intención es volcarlas a lo bestia, no podemos calcular previamente cómo se se van a ordenar (a no ser que seas tan friki de colocarlas una por una), aunque sí podemos saber un valor aproximado. En Chiliahedron nos recomiendan incluir un porcentaje que oscile entre el 60 y el 74%. El primero sería el "peor" de los casos y el segundo el "mejor", ya que significaría que las pelotas se han ordenado de tal manera que han reducido considerablemente el número de huecos entre sí. Para nuestro ejemplo, nosotros pondremos un 70%.

El siguiente paso sería definir los metros de la estancia que queremos cubrir, ya sea el salón, una habitación o el piso al completo. En nuestro caso, hemos elegido una vivienda de 80 m2a la que hemos restado el baño para evitar percances desagradables y completamente innecesarios.

El tercer campo está reservado para indicar hasta qué altura llegarán las bolas. Es importante fijarse en el detalle de qué tipo de ventanas tienes, pues depende cómo se abran podrías tener problemas si tu intención es llenar tu casa hasta el techo. Para no ser demasiado excesivos, nosotros hemos fijado la altura a 1 metro.

Ahora llega el momento de incluir el radio de nuestras pelotas. Las medidas de la nuestra es de 6,4 x 6,4 x 6,4, por tanto su radio es de 3,2.

El último campo nos pide el precio unitario de cada bola, el cual ya sabemos que es de 0,15 €.

¿Por cuánto me sale la broma?

Los cálculos dicen que necesitas casi 408.000 pelotas para llenar tu piso de 80 m2 hasta una altura de un metro. Teniendo en cuenta que cada bola cuesta quince céntimos de euro, nos sale un importe total de casi 61.200 €. Pero no te preocupes, con esa cantidad ingente de pelotas posiblemente el fabricante te haga un súper descuento e incluso se ofrezca a hacerte el mantenimiento.

Quizás tu presupuesto no esté ahora mismo como para darte este 'pequeño' capricho, así que siempre puedes reducir las dimensiones a los 20 m2 de tu salón y elevar la altura a 1,5 metros para que sea más divertido. En ese caso solo necesitarías 153.000 bolas de colores, lo que te saldría algo más económico: 23.000 €.

Divertido pero... ¿hay alguien que se haya atrevido a hacerlo?

Lo cierto es que sí. Y para demostrarlo han dejado la prueba en Youtube. Bienvenido a los hogares donde se disfruta de auténtica diversión:

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades