Te voy a comer hasta los huesos

Hasta hace poco, las evidencias de canibalismo sexual eran pocas y difíciles de interpretar.

image
El estudio es la primera evidencia fiable de que el canibalismo sexual es bastante frecuente.

Hasta hace poco, las evidencias de canibalismo sexual eran pocas y difíciles de interpretar. Pero investigadores del CSIC han descubierto no solo que es frecuente (un tercio de tarántulas mediterráneas, Lycosa tarantula, lo hace), sino también útil. Las hembras que devoran a los machos aumentan su éxito reproductivo. Las féminas que practican el “aquí te pillo, aquí te como” tienen más descendencia y de mejor calidad que las que solamente se alimentan de presas, según asegura el biólogo Jordi Moya.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades