Un astronauta gigante

Su creador se inspiró en la película Gravity para su realización

El Festival de Música de Coachella es el encargado de dar el pistoletazo de salida a la temporada de conciertos veraniegos en California. Pero la mayor sensación de la edición de este año no se encontraba en el escenario, sino entre el público. Los organizadores sorprendieron a los asistentes con la aparición de Escape Velocity, un astronauta gigante que les daba la bienvenida y que incluso se desplazaba por el recinto moviendo las manos y permitiendo a los asistentes proyectar su cara en la visera del casco. Se trataba de la nueva creación de Tyler Hanson, un reconocido artista de San Francisco, construida por Poetic Kinetics.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

EL DATO: 11 metros de alto por 17 de ancho medía (con los brazos abiertos) la figura del cosmonauta. Para moverla, su diseñador había camuflado una grúa en su interior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades