Ya nadie grita socorro

Un joven valenciano fallecido en accidente de tráfico ha sido encontrado tres semanas después del siniestro”. La noticia la daba Antena 3 hace unas semanas y ponía el dedo en la llaga sobre un hecho que a menudo ocurre en las carreteras: el de las víctimas de accidentes que terminan muriendo ante la imposibilidad de ser atendidas y localizadas. Para evitarlo, los fabricantes de coches están desarrollando avanzadas tecnologías de comunicación. Su objetivo es la valoración de los daños casi en tiempo real y la asistencia inmediata y adecuada al siniestro.

La Unión Europea quiere que todos los vehículos que se comercialicen en Europa a partir de 2009 incorporen, al menos, servicios eCall –nombre con el que se conocen estos sistemas– de llamada de emergencia, un objetivo difícil de cumplir si se tienen en cuenta las inversiones millonarias que hacen falta para adecuar toda la red europea a las nuevas necesidades telemáticas. “Si los estados no invierten en las infraestructuras necesarias, nos encontraremos con un retraso en la introducción de esta tecnología”, ha alertado la Comisaria para la Información de la UE, Viviane Reding. Junto a ello, las cajas negras pondrán la guinda del pastel de la seguridad europea. Unos pequeños dispositivos, del tamaño de una Palm, que graban todos los datos necesarios para reconstruir un accidente, conocidos en el mundo del automóvil como EDR, Even Data Recorder.

El dibujo refleja perfectamente cómo funciona este sistema:
1.- Botón salvavidas.- El mecanismo de auxilio comienza al pulsar un botón, aunque también se activa automáticamente si se dispara el airbag. En la transmisión de datos interviene el GPS, el telefóno conectado al coche y una plataforma telemática que recibe las llamadas.
2.- No sé dónde estoy.- El sistema facilita a la central de emergencia la posición exacta del accidente, el modelo del vehículo, el teléfono del automóvil, el código de chasis, el nombre del propietario y si ha sido una llamada automática o manual.
3.- ¿En qué puedo ayudarle?- Las plataformas telefónicas de las marcas atienden la llamada y saben, gracias a los datos automáticos que reciben del vehículo, qué airbag se ha desplegado y otros datos de interés.
4.- Cuando todo falla. Si el conductor está incapacitado para pulsar el botón de ayuda, el sistema envía una llamada automática al 112 para asegurar una asistencia mínima.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Tendencias