Lo bueno de la cerveza

Nos lo explican científicos españoles

Especialistas europeos en distintas ramas como la medicina, nutrición y alimentación se reunieron en la Biblioteca Solvay de Bruselas en el marco del VI European Beer and Health Symposium con el fin de analizar las últimas evidencias científicas en torno al consumo moderado de cerveza y su relación con nuestra salud.

Tres de los once profesionales que han participado son españoles, quienes han mostrado una conclusión de sus investigaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mejora la capacidad antioxidante de la leche materna

Asimismo, la investigación concluyó que las madres que habían seguido la dieta suplementada con cerveza sin alcohol presentaban un menor daño en la oxidación celular, así como un aumento antioxidante, tanto en la sangre, como en la orina

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Olvidar la dieta mediterránea tendría consecuencias desastrosas

Por su parte, el Dr. Ramón Estruch, Consultor de Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona, explicó que las bebidas fermentadas forman parte de la Dieta Mediterránea, declarada recientemente Patrimonio Intangible de la Humanidad por la UNESCO. Según afirmó en el Beer and Health:el aceite de oliva, el trigo y las bebidas fermentadas como el vino y la cerveza desempeñan un papel importante en esta dieta, junto con la fruta y las verduras, el grano, las nueces, los productos lácteos y el pescado y advierte que el olvido de la Dieta Mediterránea tendría consecuencias desastrosas para nuestra salud, nuestra agricultura o nuestros paisajes”. Es más, la cerveza se realiza con materias primas que son indispensables en la agricultura de muchos países, además de tener una larga historia cultural que a menudo se minusvalora en el mundo occidental.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cerveza: saludable para los deportistas

El Dr. Castillo Garzón, Catedrático de la Universidad de Granada, expuso las principales conclusiones de su investigación realizada sobre el papel de la cerveza en la recuperación del metabolismo del deportista. El estudio del doctor granadino, concluye que el consumo moderado de cerveza puede contribuir a mantener niveles más altos de glucosa plasmática y atenuar las respuestas hormonales de estrésLas maltodextrinas, carbohidratos de gran interés para la nutrición deportiva y presentes en la cerveza, corrigen la posibilidad de hipoglucemia, ya que se metabolizan lentamente liberando unidades de glucosa que pasan progresivamente a la sangre y dan lugar a concentraciones de glucosa en plasma menos elevadas y más extendidas. Por otro lado, el consumo moderado de esta bebida estrella, tanto en su variedad tradicional como sin alcohol, tras realizar ejercicio físico en condiciones de elevada temperatura ambiental y abundante transpiración, puede permitir recuperar las pérdidas hídricas en medidas similares al agua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Otro mito desterrado: la barriga cervecera

Según el Dr. Vernon Astrup, quien ha dado a conocer una revisión de las últimas investigaciones sobre el consumo moderado de cerveza y su relación con el peso corporal, concluye que no hay evidencias científicas que apoyen que el consumo moderado de cerveza produce una mayor masa y peso corporal. Los factores de riesgo bien establecidos para la mal denominada barriga cervecera son el sexo masculino, la edad, el tabaquismo, la falta de actividad física, el estrés mental, la alteración del suelo, la elevada ingesta de grasas trans y el consumo de determinados medicamentos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cerveza ayuda a mejorar la salud cardiovascular, ósea y neuronal

la ingesta escasa o moderada de alcohol se ha propuesto como factor protector contra el desarrollo de cambios relacionados con la edad en la función cognitiva, síndrome de predemencia y deterioro cognitivo de origen degenerativo (enfermedad de Alzheimer) o vascular (demencia vascular) en varios estudios longitudinales, pero también existen resultados opuestos. Según Sofritti, “En este momento no hay indicios de que el consumo escaso o moderado de alcohol sea dañino para la cognición y la demencia, y no es posible definir un nivel beneficioso específico de ingesta de alcohol”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Se puede vivir solo de cerveza?

Por su parte, nuestro compañero, el divulgador de La Cienciabilidad: Juan Scaliter, analiza para QUO si podríamos vivir solo de cerveza.

Puedes leer el artículo aquí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias