Percibimos antes la alegría

¡En solamente 100 milisegundos!

¿Es más probable que alguien detecte que nos ha tocado la lotería o que nos ha dejado el novio? Lo primero. Antonio Aznar, de la Universidad de Barcelona, ha comprobado que el cerebro percibe la alegría más deprisa: en 100 milisegundos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud