Una nariz nueva

Cuando no había antibióticos algunas infecciones provocaban la pérdida de la nariz

Hubo un tiempo en que operarse la nariz, más que una cuestión de estética, era una forma de sortear el estigma so­cial. Cuando no existían antibióticos con los que tratar las in­fecciones, uno de los efectos más comunes de algunas de ellas, como la tuberculosis y la sífilis, era la pérdida de la nariz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para reconstruirla se creaba un puente nasal (los había hasta de oro) y se cubría con un injerto de colgajo obtenido normalmente de la parte superior del brazo o de la frente. La rinoplastia, es decir la operación de nariz con fines estéticos, se difundió cuando se introdujeron la anestesia local, la antisepsia y los antibióticos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud