Las razones de ambos bandos

Aulas mixtas

Aulas separadas

  • Se compensan a largo plazo las diferencias en habilidades académicas.
  • El grupo se enriquece con puntos de vista distintos.
  • Alienta la valoración positiva y respetuosa entre sexos.
  • Garantiza el desarrollo efectivo de la igualdad de derechos y oportunidades entre hombre y mujer.
  • Ninguna investigación confirma que la educación diferenciada sea más favorable al desarrollo global de un individuo.
    • Permiten adaptar el aprendizaje y adquisición de habilidades al ritmo de maduración psicológica de cada sexo.
    • Hay mayor uniformidad, que facilita llegar a todos.
    • Las chicas, sobre todo, relajan su exigencia física y los trastornos alimenticios tienen una incidencia menor.
    • Desaparecen las comparaciones niño/niña y, de paso, la frustración, complejo de inferioridad y la tensión con el sexo opuesto.
      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      Más de Salud