Descubren que el bienestar que produce el ejercicio es un placebo

Una investigación revela que el deporte solo produce placer a quien lo ve como algo divertido, y no como una disciplina

Para mucha gente el deporte es sinónimo de esfuerzo, cansancio e, incluso, dolor. Pero, ¿realmente hay que sufrir para sentirse bien? Pues parecer ser que no. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Friburgo, en Alemania, ha revelado que los beneficios del ejercicio físico son mayores para aquellas personas que tienen una actitud positiva a la hora de entrenar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los autores dele studio realizaron un experimento con un grupo de setenta voluntarios que tenían que ejercitarse durante media ahora en una bicicleta estática. Los participantes en la prueba fueron divididos en dos grupos. Y, antes de comenzar el entrenamiento, a los del primero se les dio una charla en la que se les hablaba del bienestar que se sentía practicando deporte, y del escaso sufrimiento que implicaba. Mientras que a los del segundo se les dijo todo lo contrario. Que era imposible obtener resultados evidentes si no se esforzaban hasta el límite del sufrimiento.

Los investigadores midieron la actividad cerebral de todos ellos mientras entrenaban en al bicicleta, y el resultado fue que los miembros del primer grupo mostraron menos estrés y agotamiento físico. Por el contrario, los del segundo estaban evidentemente más cansados y afirmaban que la experiencia había sido dura.

Para los investigadores estos resultados sugieren que en el ejercicio hay un evidente efecto placebo, y que si nuestra actitud hacia el entrenamiento es positiva, los resultados que se obtienen del mismo son más evidentes. Es decir, que el ejercicio solo proporciona una sensación de bienestar a aquellas personas que se acercan al entrenamiento con la intención de disfrutar de la experiencia.

Pero, además, el experimento también puso de manifiesto que aquellas personas que se consideraban a si mismas en buena forma física (con independencia de que realmente lo estuvieran, o no), disfrutaban mucho más del entrenamiento y obtenían una mayor sensación de bienestar.

Estos resultados abren la puerta a diseñar nuevas estrategias para motivar a las personas reacias a hacer ejercicio, mostrándoles el deporte como una actividad lúdica y divertida, y no como una rutina que exige esfuerzo y sacrificio.

Fuente: ScienceDaily.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades