Un virus de las alcantarillas para tratar enfermedades neurológicas

Serviría para el Alzheimer o el Parkinson entre otras

image
Gráfico que muestra cómo algunas placas están presentes en diferentes enfermedades

Un virus encontrado en aguas residuales ha dado lugar a un medicamento único que actúa en las placas implicadas en una serie de enfermedades que afectan al cerebro, incluyendo la enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson y la de Creutzfeldt-Jakob (CJD, por sus siglas en inglés). Llamado M13, fue aislado en el sistema de aguas residuales de Alemania hace 50 años.
Este fármaco es el primero que parece atacar y destruir los múltiples tipos de placa implicados en enfermedades neurodegenerativas. Las placas son cúmulos de proteínas mal plegados que se acumulan gradualmente en una masa pegajosa que obstruye el cerebro mientras destruye neuronas y roba recuerdos y otras facultades mentales. A cada dolencia le correspondería un tipo diferente de proteínas mal plegadas, aunque algunas están implicadas en varias enfermedades al mismo tiempo.
Los resultados de las pruebas del nuevo fármaco muestran que es capaz de romper estas placas en ratones afectados de Alzheimer o Parkinson, al tiempo que mejora la memoria y las habilidades cognitivas de los animales.
Estas noticias han alentado a la empresa responsable del hallazgo, NeuroPhage Pharmaceuticals, a solicitar permiso para empezar a probar el virus en seres humanos el próximo año.
"Este es un fármaco de nueva generación – señala María Carrillo, directora científica de la Asociación de los EE.UU. de Alzheimer – . Tiene el potencial para detener las causas fundamentales de estas enfermedades y evitar que sucedan".
Pero todavía es muy pronto para cantar victoria. A lo largo de la historia se han visto varios fármacos inicialmente prometedores que han fallado cuando se prueban en personas.
Por ejemplo, la mayoría de los que se han probado contra el Alzheimer hasta ahora, apuntan a las proteínas individuales que forman las placas, en lugar de a las propias placas. La única droga que hace apuntar las placas, Aducanumab, es también la única en la que se observan signos de detener la progresión de la enfermedad.
Para Richard Fisher, director científico de NeuroPhage, la capacidad de este virus de atacar varios tipos de enfermedades “Es algo muy novedoso. Nunca ha habido nada que pueda apuntar a todas estas placas a la vez.”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Noticias