¿El pelo es comestible?

Espaguetis con albóndigas de pelo

image

Seguro. Una vez procesado. De hecho, podrías haber comido pelo hoy mismo. Los fabricantes de alimentos utilizan a menudo L-cisteína, un aminoácido con queratina que estabiliza la masa y estimula las papilas que detectan los sabores salados y sabrosos. Aunque algunas fábricas sintetizan la L-cisteína artificialmente o a partir de plumas de pato, otras los hacen usando cabello humano.

Pero es un proceso limpio, gracias al paso previo de hervido en ácido hidroclórico para extraer la L-cisteína.

¿Y encontrarme uno en la sopa?

Encontrar un pelo en los espaguetis es desagradable, para qué negarlo. Pero no suele representar una amenaza para la salud. De hecho es tan inocuo que la Agencia de Drogas y Alimentos (ADA) en sus directrices de códigos alimentarios, ni siquiera ha puesto un límite al número de cabellos admisibles en un plato.

La ADA no ha recibido informe alguno sobre personas que hayan enfermado ingiriendo un pelo en la comida.

¿Hay gente que se lo come porque quiere?

Sí y empieza por la tricotilomanía. Consiste en la irresistible necesidad de arrancarse pelo o los vello del cuerpo. Es un trastorno de la conducta que puede llegar a manifestarse en un arrancamiento compulsivo, produciendo desde pequeñas pérdidas de cabello hasta calvicie severa.

La tricotilomanía suele presentarse entre los 9 y 13 años. Su desarrollo puede estar influido por depresión o estrés. Se relaciona con la tricofagia, que consiste en el hábito de mascar o ingerir el cabello, pudiendo producir obstrucciones severas en el aparato digestivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Curiosidades