¿Podemos controlar el dolor como los monjes Shao Lin?

Es posible aprender

Todo lo que percibimos es una recreación de nuestro sistema nervioso. Los colores, sabores, sonidos, etc, no existen como tales ahí afuera, sino que son construidos por el encéfalo a partir de la información que capta del exterior. No existe una relación directa y unívoca entre el mundo físico externo y lo que sentimos de manera consciente. Todas las percepciones sensoriales dependen en gran medida de nuestro estado mental, y en ellas se incluye también a las percepciones generadas por el propio cuerpo, como las de dolor.

El umbral de un estímulo, la intensidad a partir de la cual lo sentimos, es en cierta medida algo subjetivo y puede variar según las circunstancias: algo que en un momento nos produce dolor, en otro momento distinto puede pasar desapercibido, ya que las neuronas y la información que codifican sufren ajustes constantes. Por lo tanto, es posible aprender a regular esos umbrales de manera consciente y de esa manera controlar, en cierta medida, la sensación de dolor.

Respondida por: Xurxo Mariño, Neurocientífico de la Universidad de La Coruña para #Quonectados

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas